Fomentar la Cultura Preventiva es el principal desafío de los líderes en Chuquicamata

consejo superior 3La supervisión de Chuquicamata analizó el balance de desempeño en materia de seguridad de las primeras semanas del año. Esto con el objetivo de impulsar cambios conductuales y fomentar una cultura preventiva que permita el progreso sustentable y la continuidad operacional, privilegiando el bien común de quienes integran la división.

En ese contexto, el Consejo Superior de seguridad –que se realiza semanalmente en Chuquicamata- puso especial atención en el análisis de los incidentes, puesto que la interpretación de estos eventos contribuye a evitar que se repitan y a identificar las lecciones aprendidas para cada uno de los casos.

Al encabezar este nuevo encuentro, el gerente de Operaciones (s), Ricardo Weishaupt, manifestó que es importante reunirse y analizar cómo va la seguridad en la división, puesto que el cuidado y la integridad de cada trabajadora y trabajador, es un tema fundamental para la actual administración.

“Cuando vamos a terreno debemos hablar con el ejemplo y acercarnos a las personas, observar las conductas, además de planificar y seguir los protocolos. Luego de definir el trabajo y las tareas que cada uno tiene, es importante buscar la forma de lograr una cultura preventiva que anide en la mente y voluntad de cada integrante de esta organización”, precisó.

Trabajo en terreno

Una vez finalizado el Consejo Superior de Seguridad, los diversos equipos se trasladan a terreno para conversar y ver en cada área lo que se está haciendo en esta materia. Semana a semana se repasan los hallazgos y que las medidas correctivas hayan sido adoptadas como corresponde.

Jaime Guzmán, gerente de Refinería (s), mencionó que “todo el trabajo que se realiza en materia de seguridad debe ser sistemático. De esta forma forjaremos hábitos que pasan a ser conductas, como generar la condiciones de orden y aseo en cada espacio de las áreas, porque esos detalles reflejan un estado y condición de mejora”.

Para los asistentes, lo expuesto es una forma de reflexionar sobre la seguridad y el desafío que tiene la división para fomentar una cultura preventiva. “Aquí el mensaje es en positivo, es ver más allá de los acontecimientos para evitar que ocurran. Luego de un accidente fatal se nota que hay mucho por hacer y mejorar, ahora es momento de centrarse en ello”, dijo Nilton Martínez, jefe de turno de la Refinería.

Caminata en la Gerencia de Proyectos

Divididos en grupos, uno de ellos visitó las obras anexas de la empresa Buildtek, específicamente donde se proyecta la línea de efluente y la línea de cal, que se conectará con la planta ATP (denominada Planta de Tratamiento Efluente o Planta de Tratamiento de Arsénico).

Para los colaboradores que recibieron a los integrantes de la inspección fue un proceso estimulante para seguir haciendo las cosas bien y priorizando la seguridad. Iván Jopia, capataz de la empresa Buildtek, expresó que “es bueno que vengan, porque nosotros diariamente hacemos compromiso con la prevención y con esto se refuerzan algunos temas y lo que más se rescata es que estamos haciendo las cosas como corresponde”.