Comité Ejecutivo de Chuquicamata refuerza conductas seguras en terreno

comite ejecutivo en terrenoEn un recorrido por las bodegas, el Comité Ejecutivo de Chuquicamata observó cómo mejorar el estándar del área que pertenece a la gerencia de Administración. Con el principal foco de atención en el housekeeping (orden y aseo), como una de las medidas de acción básicas para generar conductas y condiciones seguras. Además las y los líderes divisionales también abordaron como principal medida de control el sistema contra incendio.

El espacio cuenta con 27 hectáreas, de los cuales 14 mil metros cuadrados están techados para almacenar piezas de repuestos y artículos de stock que requieren las plantas y áreas operativas. Con esta visita se busca lograr un orden y aseo que facilite la búsqueda de productos que llegan a esta instalación, así también asegurar que estos se mantengan en buen estado y lejos de la exposición al sol, viento y lluvia de la zona.

En este sentido, el supervisor senior de abastecimiento del departamento de bodegas que guió la caminata, Héctor Vines, destacó que esta instancia es de aprendizaje y que la visión de los ejecutivos se orienta al mejoramiento operacional.

“Hablamos sobre un sistema de cámaras de seguridad con mayor tecnología, para tener un mejor control de todo el espacio. Por otro lado, nos observaron algunas líneas de demarcación del plan de tránsito y eso –efectivamente- es algo que tenemos que hacer a la brevedad. La bodega es muy grande, lo que complejiza el manejo, por eso levantamos la campaña ‘Limpio no es el que limpia, es el que no ensucia’. Esto significa y motiva a que después de cada tarea se debe dejar el área como corresponde, lo que atañe a la conducta de todos”, aclaró.

El grupo de ejecutivos se dividió en dos, uno recorrió la bodega C400 donde se guardan sustancias químicas y peligrosas, también se observó el patio de Proyectos y la bodega C100, que guarda los aceros y componentes grandes y pesados. La próxima tarea también contempla redistribuir los espacios para recibir los implementos del proyecto mina subterránea.

Proceso de movilidad interna

Durante el recorrido los ejecutivos pudieron conversar con ex trabajadores de la Refinería, que por medio del programa de movilidad interna llegaron a la bodega de almacenamiento.

El ahora jefe de operaciones de la bodega C100 del kilómetro 6, Mauricio Meneses comentó que “Estuve 28 años en la Refinería, pasé por varios procesos de operaciones, mantención hasta llegar a jefe de turno mantención mecánica. Por el rediseño busqué alternativas y se dio la posibilidad en abastecimiento y ha sido un proceso bueno que me ha proyectado como persona y me ha enriquecido como trabajador, así que estamos en proceso de aprendizaje, de adaptarse a una nueva área”.

En la conversación que tuvo con los líderes de la división, el trabajador señaló que “los cambios son positivos, buenos para las personas y para seguir creciendo como trabajador. Hay que atreverse y buscar un destino, todo se puede lograr, no hay que tener miedo a los cambios y si le dan la oportunidad para reconvertirse hay que aprovecharla y aceptarla, porque a mí  me ha ido bien y mis compañeros, que son 10 en total, también tienen una buena opinión”. 

El liderazgo en terreno está generando cambios en el cómo hacer las cosas, ya que de forma cercana se interactúa con las y los trabajadores para mejorar las condiciones al realizar las tareas y manejo de las áreas. Además con esto se forjan conductas comprometidas con la seguridad, por lo que estas actividades del Comité Ejecutivo seguirán replicándose en toda la división.