Suscríbase y reciba las noticias en su correo
Antofagasta, Sábado 19 de abril del 2014
| Registrarse | Iniciar sesión
Diarios Locales » El Diario de Antofagasta El Diario de Calama El Diario de Tocopilla Avisos Clasificados
Opinión:

Lo que no se ha dicho sobre los resultados de la Encuesta CEP

Por • Martes 28 de Agosto del 2012

La semana pasada fue presentado el estudio nacional de opinión pública CEP correspondiente a julio – agosto del presente año. Durante estos días, hemos observado diversas declaraciones de parte de los diferentes sectores políticos y sociales interpretando los resultados.

Mientras la derecha saca partido del aumento en la aprobación del Presidente, la Concertación pone énfasis en la carrera presidencial de Bachelet. Incluso hubo reacciones desde el movimiento estudiantil: el presidente de la FECH planteó que a la luz de los resultados se ratifica la crisis institucional que vive nuestro país.

Sin embargo, hay una serie de datos que no han estado en la pauta durante esta semana y que es necesario analizar para conocer el Chile de hoy. Separaremos en diferentes temas los resultados de la encuesta CEP, a continuación, la primera parte de este análisis.

Parte 1: Institucionalidad v/s democracia

Queda claramente demostrado que la ciudadanía está alejada de la discusión política del país. Dentro de los encuestados, un 49% nunca lee noticias sobre política, un 55% nunca conversa con amigos y un 50% nunca conversa en familia sobre política, sólo un 19% sigue este tipo de temas en redes sociales (frecuente o esporádicamente) y un 91% jamás ha trabajado para un partido o un candidato.

Se mantiene la desconfianza generalizada en las instituciones que había marcado la medición anterior siendo los partidos políticos, el congreso y los tribunales de justicia nuevamente los peores evaluados. Esto supone una crisis de institucionalidad puesto que 2 de los 3 poderes del estado componen la terna de instituciones en que menos se confían, mientras que 3 de cada 4 personas no le tiene confianza a quienes componen el Poder Ejecutivo.

Esta desconfianza marca variaciones significativas en la iglesia católica, el movimiento estudiantil, los sindicatos y el congreso, lo que indica que las personas bajan su confianza incluso en las estructuras organizativas que las dotan de poder frente a la institucionalidad (sindicatos y movimiento estudiantil).

Paradojalmente, la única institución que aumenta su confianza es Carabineros, pese a las constantes denuncias de abusos en sus procedimientos contra los movimientos sociales. Probablemente este aumento se debe al alza en la preocupación por la delincuencia, ya que en esa línea, florece el rol protector y no represivo de las fuerzas de orden.

La percepción de la democracia sale del coma y entra a la UCI: disminuye considerablemente quienes piensan que ésta funciona mal/muy mal y aumenta quienes piensan que funciona regular. Sólo un 17% de los encuestados piensa que funciona bien/muy bien manteniéndose la percepción de la medición anterior

Si bien el cambio al sistema binominal sólo aparece nombrado por el 3% de los encuestados entre los problemas que el gobierno debe preocuparse, un 49% estima necesario cambiarlo en su esencia, contra un 17% que estima que debe mantenerse. Aunque parezca una amplia diferencia, es mucho menor a la medición anterior donde un 60% de los encuestados consideraba que debía cambiarse el sistema binominal. Esta disminución significativa, no logró variar la opción de mantener el sistema, aumentando el porcentaje de quienes no saben/no contestan de 23% a 34%.

Estos resultados plantean que sólo 1 de cada 5 personas piensa que la democracia del país funciona bien y no debería cambiarse, mientras que aumenta el número de indecisos frente al tema.

Frente a estos datos el panorama es complejo: los chilenos no están conformes con la democracia que tenemos pero no participan en política para revertirlo. Desconfían de las instituciones políticas actuales, pero tampoco confían en las organizaciones que los dotan de poder para cambiarlas o destruirlas. Se hace necesario no sólo replantearse el Estado si no también replantearse las organizaciones sociales que se encargarán de conquistar estos cambios, atrayendo a los ciudadanos al debate político y ganando una confianza que, por el momento, es el bien más preciado y escaso dentro de los necesarios para cambiar el orden de cosas.

Se puede ver que la encuesta CEP da para mucho más que sólo hablar de la carrera presidencial o de la paupérrima aprobación de Piñera, durante esta semana seguiremos analizando una de las encuestas más completas del país. En la segunda parte, conversaremos sobre Estado v/s Mercado.

Gabriel Álvarez

Escrito por:

Gabriel Álvarez.

Estudiante de estadística endeudado y a punto de egresar. Secretario de Comunicaciones de la FEUCN durante el año 2011 y militante de las Juventudes Comunistas de Antofagasta.

Comentarios

comentarios

Etiquetado con:
Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de El Diario de Antofagasta.