El Plan Nacional de Derechos Humanos y sitio de memoria

Una importante contribución al desarrollo de una política pública e integral, puede
transformarse el Plan Nacional de DD.HH elaborado por la subsecretaría de Derechos
humanos.

Este plan fue anunciado oficialmente por la Presidenta Michelle Bachelet el pasado
22 de Diciembre 2017 es parte y consecuencia de los acuerdos internacionales que ha suscrito Chile en esta línea de promover, respetar y dar cumplimiento a exigencias en este ámbito.

Hay que recordar que son múltiples y variadas las exigencias de los organismos de DD.HH y red de sitios de memoria de nuestra sociedad que han planteado demandas en materia de Conocer la verdad del paradero de sus familiares. Hacer justicia y condenar a los culpables.

Reparar el daño causado y ejercer un espacio de memoria permanente en vista a generar
comprensión y conocimiento de los hechos del pasado reciente y como se traduce en una
efectiva educación y formación sobretodo, pensando en las nuevas generaciones de
estudiantes, que reciben una preparación muy menguada, autocensurada y restringida.

El Estado hasta ahora no se hace cargo en plenitud de sus errores recientes y actúa con alta dosis de especulación política, como tratando de no herir susceptibilidades o haciendo la pega a medias.

Claro ejemplo de ello es el no cierre del penal Punta Peuco la experiencia de las Agrupaciones de DD.HH y red de sitios de memoria nos indica a estas alturas que este plan debe aplicarse con decisión, coherencia y concordancia férrea , sin titubeos.

Lo decimos porque en foros y seminarios se insiste en que se trabaja en la no
repetición de los hechos del pasado, pero no se observan señales claras y concretas al respecto esta vez se espera que con la coordinación de distintos Ministerios con metas y propósitos definidos por este Plan Nacional se logre avanzar con mayúscula.

Un hecho que sin dudas llama nuestra máxima atención es lo que que concierne a la creación de una comisión calificadora permanente para el esclarecimiento de la verdad acerca del destino final de 1.169 personas detenidas desaparecidas. Hasta ahora solo 104 han sido reconocidos.

Es notorio la falta de compromiso efectivo de miembros de las FF.AA y Carabineros en este aspecto y deseamos que en los próximos 4 años se llegue a la verdad sobre el destino final que tuvieron tras ser detenidos.
Otra propuesta de este plan tiene relación con dejar sin efecto beneficios a miembros de las FF.AA condenadas por crímenes de lesa humanidad. En estos momentos, la no degradación de sus cargos, les permite recibir integro sus jubilaciones. Solo en nuestro país se permite tal anomalía que impide pensar que estos hechos a futuro no vuelvan a ocurrir. En materia de reparaciones económicas a ex presos políticos, pasaron 4 años de conversaciones y la respuesta fue nada.
Este Plan Nacional de Derechos Humanos debe priorizar y actuar con decisión para hacer
realidad una ley para los sitios de memoria. El derrotero que ha tenido que enfrentar nuestra Agrupación Providencia en Antofagasta para llevar adelante todo este proceso de declarar monumento nacional el sitio de memoria y ahora nuestra solicitud de exclusión de una parte del lugar y que sea redestinado hacia la Agrupación ha sido francamente maratónico y lapidario para cualquier organización sino hubiese tenido consolidado sus objetivos que los llevan a machacar y perseverar una y otra vez en su contacto con la institucionalidad estatal.

La Agrupación hasta ahora para desarrollar su trabajo en el plano educativo ha tenido que
pedir permiso acotado.

Un Monumento Nacional con estas característica no debe ni puede tener uso restringido. Este punto debe flexibilizarse, no podemos esperar que se cumplan todas las condiciones para su uso parcial. Esperamos que las 600 acciones que este plan debe ejecutar, tengan cumplimiento efectivo y no caigamos en el vaivén o en el pozo de en la medida de lo posible. Estaremos muy atentos de este trabajo y cumplimiento, también protagonistas : Contribuiremos.

 

 

Agrupación por la memoria histórica Providencia Antofagasta
Hector Maturana