Personas en situación de discapacidad podrán rendir la PSU en la región de Antofagasta

Mesa de Trabajo Inclusion UCN BIMG_8497Como un hito relevante a nivel nacional en materia de inclusión, este año la Prueba de Selección Universitaria (PSU) podrá ser rendida por personas en situación de discapacidad, permitiendo que más de 450 inscritos en el país sean beneficiados con esta nueva medida.

La acción que marca una diferencia en las pruebas anteriores, permitirá que personas con discapacidades físicas, auditivas, intelectuales o visuales, puedan rendir la PSU de igual manera que el resto de los jóvenes que desean ingresar a la Educación Superior.

“Es primera vez desde la creación de este instrumento que se podrá rendir en condiciones de equidad, es una acción significativa que beneficiará a muchas personas”, expresó Alberto Madrid, encargado del Programa de Inclusión de Educación Superior del Ministerio de Educación (Mineduc).

Agregó que habrá lectores de pantalla, intérpretes de lengua de señas y salas con accesos para personas en silla de ruedas, entre otras medidas.

En la Región de Antofagasta son diez personas las que podrán rendir la PSU en esta modalidad, 2 en Calama y 8 en Antofagasta.

UCN

El encargado del programa de Inclusión del Mineduc visitó la Universidad Católica del Norte (UCN), como parte de la línea de trabajo que desarrolla esa casa de estudios, orientada a propiciar que las personas con discapacidad, puedan tener las adecuaciones necesarias para que puedan transitar con éxito en su sistema formativo.

De esta forma, se formó una mesa de trabajo organizada por la Dirección General Estudiantil (DGE), a través del programa Incluye UCN, en donde participan representantes de todas las áreas y departamentos del plantel, para realizar un diagnóstico en materia de inclusión en la comunidad universitaria.

“Tuvimos una gran convocatoria, es un llamado a participar de este proceso, para seguir avanzando y velando por los derechos de todos los estudiantes, es una necesidad formalizar la temática a nivel institucional”, mencionó Carolina Alda, jefa del Área de Salud de la UCN.

En la actualidad, son 25 estudiantes los que presentan algún grado de discapacidad.

Para Madrid, la UCN está situada en un buen camino, ya que agrega que existe una disposición de la autoridad en ir instalando la variable de la discapacidad en forma transversal. “Existe un equipo de profesionales abocados en el proyecto, tenemos que provocar los cambios y eso se hará de manera progresiva”, finalizó.