Video muestra a un turista realizando kitesurf en un salar del Desierto de Atacama

DiarioSanPedroUn video que se ha viralizado rápidamente por facebook muestra a un turista realizando kitesurf en el sector conocido como “Piedras Rojas” ubicado en las lagunas altiplánicas a 150 kilometros de San Pedro de Atacama. 

La disciplina consiste en ser deslizado tras el arrastre de un cometa de tracción, que tiene una figura similar a un paracaídas.

Lo impactante del registro es que el sector está protegido por la CONAF pues es zona de alimento y nidificación de los flamencos.

Según publicó Bio Bio, Alejandro Santoro Vargas, director de la Conaf de la región de Antofagasta, y experto en áreas protegidas,  se refirió al polémico registro reconociendo que la práctica de dicho turista tiene impacto y genera una alteración mediana en el sistema ambiental, pero reversible -la fauna se va y luego vuelve-, pues dicho salar es zona de descanso y alimentación de flamencos y otras especies, más no zona de nidificación.

Sin embargo, el director fue enfático en destacar que el sector no forma parte del área protegidapor la Conaf y no se encuentra bajo su administración. Es más, aseguró, el terreno no tiene afectación de manejo, ni de conservación desde el punto de vista jurídico.

Sin perjuicio de lo anterior, Santoro dijo que no hay excusas para no proteger este salar y advirtió que la acción de una sola persona puede causar un desastre ecológico, tal como pasó en las Torres del Paine.

Por lo anterior, señaló la autoridad, se cuenta con un plan de conservación del flamenco y se trabaja en conjunto con la PDI, Carabineros, Sernatur, prestadores de servicios turísticos y comunidades indígenas para velar por zonas que no están protegidas. Más allá de que todos estos actores actúen como denunciantes de este tipo de conductas, hay un camino por recorrer, indicó.

Se trabajará por el posicionamiento de campañas y señaléticas que fomenten el turismo autosustentable y se buscará aumentar el patrullaje por estos lugares. “Nuestras atribuciones en este caso no nos permiten obligar, pero sí educar e informar al turista”, dijo Santoro.

¿Qué te parece?