WhatsApp Image 2017-01-31 at 00.23.09

Si hay alguien a quien no le gusta el regreso del duopolio derecha-concertación a la administración comunal en la ciudad de Tocopilla -además de la inmensa mayoría de los vecinos que no fueron a votar- es a la Real Academia de la Lengua Española.

Lo anterior, debido a la gran cantidad de mensajes con horrorosas faltas de ortografía compartidos en las redes sociales del municipio de la ciudad natal de Alexis Sánchez durante las últimas semanas.

Problemas con el uso de tildes, signos de puntuación, uso de la letra hache, entre otros, son la tónica en las diferentes publicaciones de la casa consistorial, despertando las críticas e inquietud de los vecinos, debido a que se trata de una situación que para algunos puede resultar irrelevante, pero deja ver posibles irregularidades en la contratación de personal por parte de la administración comunal de Luis Moyano (Ind. ex DC).

El alcalde Luis Moyano junto al gobernador de Tocopilla, Sergio Carvajal.
El alcalde Luis Moyano junto al gobernador de Tocopilla.

En efecto, a la fecha no se ha realizado ningún concurso público para la contratación de periodistas que se desempeñen en el área de comunicaciones del municipio, por lo cual la o las personas encargadas de hacer estas publicaciones pueden ser periodistas o comunicadores cercanos al alcalde de la comuna que muestran una inexplicable falta de conocimientos en materia de redacción, o directamente se trata de la contratación de personas sin las competencias necesarias para el cargo.

Este medio indagó en el portal de transparencia activa del municipio tocopillano para conocer si efectivamente la Municipalidad de Tocopilla ha contratado a periodistas o comunicadores, sin que exista información al respecto, mientras que el propio alcalde de la comuna tampoco ha aclarado quién conforma su equipo de comunicaciones en caso de tener alguno, por lo que la duda respecto a quien o quienes están recibiendo recursos municipales para manejar las redes sociales y escribir estos mensajes además de borrar los comentarios y reclamos de los vecinos sigue siendo una incógnita.