Tips para evitar dolores y hambre después del ejercicio

hambre-ejercicioYa estamos prácticamente en verano y cada día más personas realizan actividades físicas al aire libre o en gimnasios. Sin embargo, no tomar las debidas precauciones antes de ejercitarse puede ocasionar algunos problemas, sobre todo musculares.

María Paz Rosales, nutricionista de Clínica Bupa Antofagasta, fue enfática en aclarar que “cuando una persona realiza ejercicios con niveles de proteínas bajos, el músculo se comienza a degradar, ocasionando dolores, los cuales por ningún motivo pueden durar más de dos días”. Por tanto, la profesional indicó que es muy importante alimentarse adecuadamente, para evitar estas situaciones, como también las clásicas ganas de comer abundantemente luego de ejercitarse.

HAMBRE

Rosales aclara sobre qué consumir antes, durante y después de realizar actividad física. “Una persona que no hace constantemente ejercicio, el hambre que sienta posterior a ello irá por un tema calórico, porque al ejercitarnos hay un gasto de energía extra llamado Factor de Actividad, por lo tanto para equiparar aquello hay que aumentar, los días de actividad física, un 20% a 35% del requerimiento diario de calorías, lo cual sería ideal hacerlo con un carbohidrato complejo, es decir, una fruta o un trozo de pan integral con miel”.

Cuando la persona ya está realizando la actividad física, lo que debe sí o sí hacer es hidratarse, pero la nutricionista de Clínica Bupa Antofagasta indica que hay que tener mucho cuidado con esto y saber diferenciar entre una hidratación con agua y otra con bebidas isotónicas.

“Siempre que la actividad física vaya a durar menos de una hora, la persona sólo debe consumir agua, nada de bebidas deportivas. Ahora, si el ejercicio se extenderá por más de una hora, recién ahí se justifica el consumo de bebidas isotónicas”, expresó María Paz.

Lo anterior debido a que dichos líquidos contienen una gran cantidad de minerales y electrolitos que nuestro cuerpo elimina con el sudor, “entonces si una persona se ejercita por media hora y se hidrata con una bebida deportiva, está consumiendo más minerales que los que desechó, lo cual hay estudios que indican que pueden llegar a producir cálculos renales”.

Por último, la profesional de Clínica Bupa Antofagasta explicó que, al finalizar la actividad física, siempre la persona debe consumir proteínas, pero de preferencia en forma líquida, para que sea absorbida rápidamente y haya una mayor recuperación de la fatiga muscular.

“Después del ejercicio, no es lo mismo que una persona se coma un trozo de pollo o carne a que consuma una leche, un yogurt o quesos bajos en grasas, porque éstos se absorberán mucho más rápido y el cuerpo inicia la recuperación muscular antes y mejor”, explicó María Paz Rosales, quien finalizó dando algunos tips a todos quienes estén por comenzar una rutina de ejercicios: “Lo ideal es que coman cada tres o cuatro horas en pequeñas porciones, no consumir nada fuera de esos tiempos y constantemente beber agua, sobre todo previo a la actividad física, porque si no se hace, la temperatura corporal aumentará”.