Con éxito TEN finalizó proyecto y da inicio a histórica interconexión eléctrica

IMG-20171121-WA0032Un nuevo capítulo en la historia del desarrollo eléctrico chileno se escribió hoy, cuando por primera vez se sincronizaron los dos principales sistemas eléctricos de Chile, el SING y el SIC, dando inicio a la tan anhelada interconexión eléctrica nacional, uno de los primeros objetivos de la Agenda de Energía 2050.

Este hito fue posible gracias a que TEN, empresa filial de ENGIE y Red Eléctrica Internacional, finalizara con éxito un proyecto de 600 km entre las regiones de Antofagasta y Atacama y que constituye la pieza fundamental para este proyecto.

La interconexión entre el SING y el SIC es un proceso inédito en Chile y marca el inicio de una nueva etapa en la historia del desarrollo eléctrico nacional, que concretizará la creación de un sistema único, más robusto, competitivo y con beneficios claros para todos los chilenos.

Publicidad

El Presidente de TEN y Gerente General de ENGIE Energía Chile, Axel Levêque, señaló que “el proyecto de interconexión marca el inicio de una nueva era en materia energética. Además de proveer a todos los chilenos de un sistema eléctrico único, es una contribución concreta a la diversificación de la matriz energética al facilitar la entrada de proyectos renovables, principalmente eólicos y solares que se ubican en el norte del país y que hasta ahora no tenían manera de disponibilizar su energía, permitiendo una mayor reducción de las emisiones de CO2 del país y reduciendo los costos de operación del sistema eléctrico”. El ejecutivo agregó que “como empresa estamos orgullosos de aportar de forma consistente en este nuevo y revolucionario capítulo de nuestra industria, en un proceso donde hemos puesto a disposición del país nuestros recursos técnicos y humanos para lograr llegar hasta este punto de forma exitosa”.

Proyecto emblemático

El proyecto TEN comprende una línea de transmisión de doble circuito de 500 kV, en corriente alterna, que va desde Mejillones, en la Región de Antofagasta, hasta el sector de Cardones, en Copiapó, Región de Atacama. Durante su construcción, la iniciativa movilizó a más 5 mil trabajadores.

“Para TEN es un orgullo infinito cumplir con lo prometido. Desde el inicio del proyecto nos propusimos realizar un trabajo de excelencia y hoy, muy cerca del objetivo, es increíble ver lo que hemos hecho. Dentro de este excepcional desempeño figura el término del proyecto dentro de los plazos programados y bajo el presupuesto asignado”, aseguró Gabriel Marcuz, Gerente General de TEN.

La línea cuenta con una extensión aproximada de 600 kilómetros, cruzando cinco comunas en dos regiones del país. Además del tendido eléctrico, considera cuatro subestaciones eléctricas: dos terminales ubicadas en Mejillones y Copiapó, una subestación de transformación en Mejillones (sector Changos) y una subestación de compensación en Diego de Almagro. Al ser de corriente alterna, permitirá la conexión a lo largo de su trazado de varios proyectos, sobre todo solares y eólicos, que se ubican en el norte del país.

Cabe recordar que TEN es una línea privada de ENGIE Energía Chile (ex E-CL) que se transformó en trocal para viabilizar la Interconexión. Fue así como en enero de 2015, y luego de revisar diferentes estudios nacionales e internacionales, el Ministerio de Energía definió que la línea de TEN era la mejor alternativa para interconectar los sistemas, presentando una ventaja clara en términos de cronograma de disponibilidad. En enero de 2016 hizo ingreso a la propiedad de TEN Red Eléctrica Internacional, a través de Red Eléctrica Chile, aportando toda la experiencia como mayor grupo operador de redes en España.

Adicionalmente a TEN, el Coordinador Eléctrico Nacional licitó las obras de refuerzo de la interconexión para el Sistema Interconectado Central, adjudicando esa construcción a ISA, y un tramo adicional en el extremo norte asociado al Sistema Interconectado del Norte Grande adjudicado a Transelec.

El proyecto en cifras

– 13 millones de horas hombres trabajadas

– 1.350 torres de más de 80 metros de altura.

– 600 kilómetros de tendido.

– 15 mil kilómetros de cable conductor utilizados.

– 5.000 contenedores movilizados desde distintas partes del mundo.

– Cuatro subestaciones construidas: TEN (Mejillones), Los Changos (Mejillones y la más grande  del país), Cumbre (Diego de Almagro) y Nueva Cardones.

– Más de 5.000 trabajadores movilizados.

– Más de 100 puntos de trabajo simultáneos durante la construcción de la línea de transmisión.

– Más de 200 cruces con otras líneas eléctricas, rutas y vías férreas