Argentina sigue el ejemplo de Chile en materia de energías renovables

2

En Latinoamérica, las energías renovables comenzaron a ejercer un gran protagonismo en los últimos años y fueron incorporándose a la matriz energética tradicional. En el caso de Argentina, se prevé un aumento del 20% en el consumo de energías renovables, para el 2025.

Hay muchos países Sudamericanos que se han sumado al aprovechamiento de los recursos renovables y sustentables. Como consecuencia de diversas reformas energéticas, se ha incrementado el desarrollo de las energías renovables y sobre todo la solar.

Publicidad

En Colombia, por ejemplo, hay un programa llamado PaZa la Corriente, que lleva luz a zonas de conflicto armado. Este país lidera el ranking entre los latinos y se ubica en el número 8 a nivel mundial, acorde al Índice Global de Desempeño de Arquitectura de Energía (EAPI) del Foro Económico Mundial. Energía Limpia XXI muestra que hay proyectos para generar alrededor de 12.000 megavatios de energía.

El caso de Chile también es interesante. El aumento en este país fue exponencialmente importante. Pasaron de 5MW de energía solar a 362MW. Este crecimiento logró superar tanto a Brasil como a México.

Además, en Chile, hay inversiones de millones de dólares como incentivo para seguir ampliando las posibilidades de las energías renovables.

Para el caso de Argentina, parecería haber llegado un poco más tarde. En primera instancia se mostró apática a este tipo de “revolución renovable”, pero acorde al tiempo, ha decidido seguir el mismo camino que los demás países latinoamericanos. Ya hay más de 147 proyectos alrededor de las 21 provincias para un total de 4500MW. De estos, hay 41 que son solares, 34 eólicos, 18 de biomasa, 14 hidroeléctricos, 36 de biogás y 4 de biogás de relleno. El país se propone poder generar el 8% de la matriz energética del país con energías renovables.

Y si bien la crisis en la Argentina podría estar afectando enormemente los planes y la economía más estabilizada de Chile, también ha habido momentos de encuentros entre los dos. La cooperación surgió, por ejemplo, en el Seminario Internacional “Emprendimiento e Innovación: Energías Renovables No Convencionales”. El programa buscó fomentar “la unión y estrechar las relaciones de los países vecinos” mediante “la vinculación de los actores de la sociedad civil”, según señaló el Cónsul General de Chile en la ciudad de Salta.

Por otra parte, Alejandra Cau Cattan, directora del Instituto jujeño de Energías Renovables y Eficiencia Energética del Gobierno de la Provincia de Jujuy, destacó que la presencia de Chile ayuda a generar una planificación e implementación en estas nuevas tecnologías.

El intercambio también apareció, recientemente, cuando la Argentina comenzó a exportar su propia energía a Chile. Esto no había sucedido durante 10 años.

Frente a inversiones millonarias y un incremento en el desarrollo de la sustentabilidad en materia energética, es necesario pensar y desarrollar el auto consumo y la autorregulación entre los ciudadanos.