Merino renuncia a la presidencia de Perú tras seis días de protesta y represión policial

Manuel Merino presentó este domingo su “renuncia irrevocable” a la Presidencia de Perú, luego de seis días de protestas y represión policial tras la destitución de Martín Vizcarra, que fue interpretada como un golpe de estado.

Según dijo el ahora ex mandatario, “debo anunciar que los ministros continuarán en sus cargos hasta que la incertidumbre del momento actual que vivimos se pueda resolver”.

“Presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República”, dijo.

Publicidad

Sobre las manifestaciones masivas en todo el país, Merino enfatizó que “la legítima protesta tiene también a grupos interesados en producir caos y violencia”.

“La presidencia fue un reto que acepté y no busqué”, agregó Merino, complementando que “todo Perú está de luto” luego de la muerte de dos manifestantes.

Se trata de dos jóvenes que murieron producto de impactos de perdigones de la policía peruana, de forma similar a lo sucedido en las movilizaciones en Chile con más de 30 muertos, mutilaciones oculares y miles de heridos.

La violencia del régimen contra los manifestantes fue cubierta profusamente por los medios del país vecino, donde se condenó de forma unánime el actuar policial al punto que incluso algunos de los principales diarios del país exigieron directamente la renuncia de Merino en sus portadas.