Caso Tomás Bravo: Peritaje odontológico daría cuenta de agresión sexual y presencia de material genético

Informe encargado por la fiscalía al Servicio Médico Legal corresponde a un protocolo de autopsia bucal y sería “la pericia contundente” a la que se refirió en la jornada anterior la persecutora regional del Bío Bío, Marcela Cartagena, nombrada a cargo del caso.

Foto: ATON

Durante la jornada de este jueves se dieron a conocer los resultados de un nuevo peritaje encargado por la Fiscalía al Servicio Médico Legal (SML) al cuerpo del menor Tomás Bravo, desaparecido y encontrado muerto el pasado viernes 26 de febrero y por el cual se encuentra imputado su tío abuelo y único sospechoso del crimen, Jorge Escobar. 

Dentro de las diligencias se reveló un informe que asegura que en la boca del menor se encontraron diversas lesiones y material genético de origen humano dentro y fuera de la boca, los que deberán ser sometidos a un nuevo peritaje para conocer su origen, de acuerdo a lo que consignó Radio Biobío

Esta sería “la pericia contundente” a la que se refirió durante la jornada anterior la persecutora regional del Bío Bío, Marcela Cartagena, nombrada ahora a cargo del caso.

Publicidad

El informe termina con 8 antecedentes que confirmarían la intervención de terceros en la muerte de Tomás, aunque por ahora sin establecer un nexo explícito con Jorge Escobar, el único imputado, lo cual podría cambiar una vez que se determine el origen de este material biológico.

De la misma forma, el reporte confirmaría que el niño sufrió abuso sexual previo a su fallecimiento. Esto basado en dos antecedentes sobre los que aún falta realizar pericias, siendo lo principal el hallazgo de elementos dentro de su boca que “por su posición y protección muscular no son explicables por una contaminación postmortem”, los cuales deberán ser sometidos a un análisis genético.

Nota de la redacción
El presente artículo describe un proceso judicial en curso. Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra. (Artículo 04 del Código Procesal Penal)