Cámara de diputadas y diputados aprobó proyecto que sanciona la violencia gineco-obstétrica

El pasado martes 12 de octubre la cámara baja aprobó en general el proyecto “Ley Adriana”, que busca garantizar y promover los derechos de la mujer o persona gestante, del bebé, el padre o persona significativa en las diferentes etapas, además de buscar las garantías en la atención sexual y reproductiva.

Imagen: Casa da Doula

La Iniciativa se aprobó con un total de 121 votos a favor, 4 en contra y 14 abstenciones, dando pie a que el texto pase a la Comisión de mujeres para su respectivo análisis en particular.

El proyecto busca garantizar derechos durante la gestación, preparto, parto, postparto y aborto dentro de las tres causales establecidas, además con esta normativa los establecimientos de salud tendrán la obligación de acoger el plan de parto presentado de toda persona gestante.

Según lo señalado, en la página oficial de la Cámara de Diputados y Diputadas, esta propuesta define la violencia Gineco-obstétrica como todo maltrato o agresión psicológica, física o sexual, omisión, discriminación o negación injustificada de atención en el marco de la salud sexual y reproductiva.

Publicidad

Además, establece como constitutivos de este tipo de violencia las burlas e insultos, negación, abuso de medicación u ocultamiento de información. También incluye como violencia obstétrica la maniobra de Kristeller y la episiotomía sin justificación médica ni consentimiento de la gestante.

El proyecto busca regular, garantizar y promover los derechos de la mujer o persona gestante, del bebé, el padre o persona significativa en las diferentes etapas, además de buscar las garantías en la atención sexual y reproductiva.

El recién aprobado proyecto, se rige por los principios de dignidad en el trato, autonomía de las mujeres, privacidad y confidencialidad, respeto por la interculturalidad, interpretación desde los derechos humanos y transparencia de los establecimientos de salud.

Ley Adriana

El proyecto de ley lleva este nombre por Adriana Palacios una mujer de tan solo 19 años, que perdió a su hija en gestación por recibir malos tratos, violencia obstétrica y no pudo recibir la atención adecuada previo al parto.

La joven de 19 años se presentó en al SAPU de Pozo Almonte el 2 de agosto del año 2017 con 40 semanas de embarazo, ya que había comenzado su trabajo de parto, pero desde el centro médico la devolvieron a su casa en cinco oportunidades por no estar lista para el parto.

Luego de esperar por mucho tiempo Adriana fue trasladada el día 4 de agosto del 2017 al Hospital de Iquique, donde su hija nació sin vida, producto de la mala gestión de los profesionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here