La copa se tiñó de azul

la-u-vence-a-audax-italiano-440x293

En uno de los cierres de torneo más luchado que se recuerde, la Universidad de Chile consiguió dar la vuelta olímpica merced a su triunfo sobre Unión La Calera, y la derrota de Colo Colo en Playa Ancha, equipo con el que compartía la cima del torneo.

Ambos partidos se definieron en las postrimerías del segundo tiempo, acorde con lo apretada que fue la pugna entre estos tres equipos.

Publicidad

En Ñuñoa, la U comenzó a atropellar y presionar desde el primer minuto, sin embargo se fue diluyendo conforme pasaban los minutos y La Calera logró equilibrar las acciones, teniendo incluso posibilidades claras de abrir el marcador. Misma tónica se mantuvo en el segundo tiempo, con los azules mostrándose nerviosos y sin ideas por momentos, siendo Patricio Rubio su mejor carta en el ataque. El arquero cementero, Lucas Giovini, se alzaba como la figura del partido al detener de manera brillante los arrestos ofensivos azules.

Hasta que llegó el minuto 86 del partido, José Rojas saca un centro que da en la mano del defensa Paulo Rosales. El árbitro no duda y cobró penal, que Gustavo Canales ejecutó con frialdad y cambió por gol, desatando la locura de los 45 mil espectadores que vieron cómo la U bajaba su estrella número 17, dejando en segundo lugar a Santiago Wanderers de Valparaíso, que en la agonía derrotó al cacique por 2-0 con goles de Matías Mier a los 94 minutos, y Gonzalo Barriga en el minuto 97, y sellaron la suerte del campeón vigente en este torneo.

Final del partido y los hinchas del romántico viajero pudieron soltar todos los nervios y gritar campeón una vez más. El DT de la U, Martín Lasarte, se sacude el estigma de entrenador que afloja en las últimas fechas que lo perseguía desde que dirigió a Universidad Católica, cuando logró dos subcampeonatos y ahora por fin pudo alzar un torneo nacional.

Con este título, la Universidad de Chile aseguró su presencia en la Copa Libertadores 2015 como “Chile 2”, y compartirá el Grupo 4 junto a Emelec de Ecuador, Internacional de Porto Alegre, y el ganador de la llave entre The Strongest de Bolivia y Monarcas de México.