Comienza a regir nueva ley para mejorar el trabajo de Asesoras del Hogar

nana-asesora-del-hogar
Reducción de jornadas laborales, sábados, domingos y días festivos libres, prohibir la exigencia del uso de delantales, son algunos de los puntos que se logró al aprobar la nueva ley que regulará los derechos de las asesoras del hogar en nuestro país, ley que entró en vigencia el 1ero de enero de este año.

Este 2015 comienza de manera favorable para las asesoras de hogares o “nanas” comúnmente llamadas en nuestro país, gracias a la nueva ley que fue aprobada por la Cámara de Diputados por mayoría de votos a favor (106), ley que modifica las jornadas laborales y reajuste a las remuneraciones de estas trabajadoras, entre otros puntos más.

El proyecto fue lanzado durante el 2012 y enviada al Senado para su estudio, sitio en donde sufrió variados cambios formales, anotaciones y alcances para ser corregidos, finalmente este 2015 comienza a regir esta nueva ley que contiene muchos puntos que beneficiarán a la trabajadoras y trabajadores del rubro.

Publicidad

Los nuevos cambios

Los puntos más importantes destacados en esta ley es la exigencia de un contrato de trabajo por parte de los empleadores, tanto para empleadas puertas adentro o puertas afuera. Exigir 45 horas semanales de descanso para las trabajadoras puertas afuera y 12 horas continuas de descanso al día, para trabajadoras puertas adentro. Días sábados, domingos y festivos serán considerados como días de descanso. Cualquier trabajo u horas extraordinarias deberán ser solicitadas por el empleador con anticipación, las cuales serán cumplidas siempre y cuando la empleada esté dispuesta a realizar dicha petición, horas que deberán ser pagadas como horas extras.

Otro punto importante es que los empleadores ya no podrán exigir el uso de uniformes o delantales para que las trabajadoras utilicen fuera del recinto donde trabajan, plazas, parques, supermercados, etc. solamente dentro del lugar de trabajo, siempre y cuando sea requerido por los empleadores.

Un tercer punto es que la realización del contrato deberá ser elaborado por el empleador en un plazo máximo de 15 días luego de la integración a las funciones laborales y una copia de este deberá ser entregada a la inspección correspondiente.

Los beneficios

“Esta es una gran noticia para el país, porque al fin nos estamos poniendo al día con un grupo de trabajadoras y trabajadores en mejorar sus condiciones laborales, estamos avanzando en darles condiciones de trabajo decentes y dignas”, declaró la Ministra del Trabajo, Javiera Blanco al referirse sobre los logros que esta nueva ley busca obtener.

Hasta hace unos días que se promulgara esta nueva ley, los horarios de trabajo para estas personas alcanzaban hasta las 72 horas semanales, lo cual afectaba tanto a nanas puertas adentro como nanas puertas afuera. Otro punto a mencionar es que esta ley exige un reajuste de salario para las empleadas domesticas por parte de sus empleadores.

La nueva ley también exige que para las trabajadoras puertas adentro, la comida y el derecho a una habitación no podrá ser considerada dentro de su sueldo, este es un beneficio que siempre deberá correr por parte del empleador como un derecho hacia la persona que le presta sus servicios.

Y finalmente, el empleador no podrá reducir el sueldo de su trabajador(a) de manera inmediata debido a la reducción de la jornada de trabajo que imparte esta nueva ley o por el aumento de días de descanso que se dispone, el salario deberá ser respetado como antes y deberá sufrir el reajuste que se indicará en el pasar de los días por el mismo gobierno.

Hoy en Chile hay cerca de 370mil trabajadoras y trabajadores del rubro, tanto chilenos como extranjeros y todos se verán beneficiados con esta nueva ley que regulariza muchos puntos importantes que antes no habían sido tratados, lo cual ofrece para todos mejores condiciones de trabajo.

Cabe mencionar que aquellos empleadores que no cumplan con estas indicaciones se enfrentan a multas de altas sumas de dinero, de momento el gobierno esperará dos meses para comenzar a fiscalizar que todas las trabajadoras y trabajadores del hogar tengan su contrato correspondiente y que estas normas estén siendo cumplidas.