Ministerio de Educación pone “letra chica” a la educación gratuita

eyzaguirre-A1-lentes
Un impuesto especial para profesionales titulados, sería la medida que estaría evaluando el Gobierno junto al Ministerio de Educación para así recaudar dinero para poder costear la educación superior pública y volverla gratis en nuestro país, medida que estaría siendo cuestionada al interior y fuera del parlamento.

Esta información fue entregada este lunes 30 por el diario “La Tercera”, la cual ha señalado haber tenido acceso a los borradores de dicho proyecto que estaría trabajando el Ministerio de Educación (Mineduc), el cual tiene la finalidad de modernizar el sistema de financiamiento, acceso, institucionalidad y calidad en la educación.

Según el Gobierno y Mineduc aseguran que el tema de otorgar gratuidad universal a la educación pública superior, sería muy costoso, por lo cual estarían evaluando implementar este impuesto, impuesto que sería cobrado a los profesionales titulados con mayores ingresos. Dinero que se dividiría para diversos usos, el 50% iría directo al Mineduc, mientras que entre el 30 a 40% iría para el uso de la educación y el otro 10% se utilizaría para diversos proyectos.

Publicidad

La Tercera indica que en los borradores aparece una línea indicando cual sería la otra opción para que los estudiantes puedan acceder a la educación superior gratuita, pero esto sería una especie de préstamo por parte del estado y luego al momento de titularse y trabajar debería devolver parte del dinero prestado.

“Los asesores del Mineduc están pensando en un sistema mixto que contemple que un alumno que ingrese al sistema de educación superior estudie gratis y luego al trabajar devuelva parte de lo gastado vía impuesto, el que dependerá de la renta. Es decir, un impuesto al graduado”, como indicó en su articulo el diario La Tercera.

Esta idea ha dividido a los parlamentarios en quienes están a favor y en contra de esta medida, aunque más de la mitad de ellos dicen estar en desacuerdo con este impuesto, puesto que para ellos no refleja la idea de educación superior universal gratuita, si no que es un método diferente de endeudar a millones de chilenos.

Mientras que aquellos que están a favor, aducen que esta es una medida necesaria dado que al estudiar cuanto costaría costear la educación superior, no alcanzaría dado que la cifra es muy elevada a nivel país.

Por otra parte miles de chilenos se han manifestado en contra de esta noticia quienes critican que se considere crear esta clase de impuesto, cuando muchos piensan que el gobierno debiese cobrarle impuestos a quienes si tienen dinero para costear la educación, como lo son las mineras y grandes empresas quienes quedan exentas de muchos impuestos, como lo son el impuesto de bencinas, aguas, terreno y recientemente el aumento a la cuenta de la luz, de la cual quedaron exentas.