“Aunque filmaran a Piñera robando un banco a un sector de la derecha no le importaría”

Gobierno pidió al expresidente “elevar el nivel” tras descalificar a sus opositores, mientras que el abogado querellante en el caso Bancard, Hugo Gutiérrez, indicó que en la derecha hay un sector que tolera la corrupción sin pudor alguno. “No hay cómo negar que la compra de acciones de la empresa pesquera peruana se hizo a través de un paraíso fiscal por una empresa familiar de Piñera (…) Este tipo nos engañó, nos engañó permanentemente”.

Un llamado a “cuidar el lenguaje y elevar el nivel del debate”, realizó el Gobierno al candidato imputado por la compra de acciones en la pesquera peruana Exalmar, Sebastián Piñera, luego de realizar duras descalificaciones contra sus opositores, señalando que “muchos de la Nueva Mayoría no conocen la palabra trabajo“.

En medio de la investigación del caso Exalmar, donde se conoció que su hijo Sebastián Piñera Morel sabía de las inversiones de la empresa familiar en Perú en pleno proceso del juicio en La Haya y cuestionado por sus inversiones en la Minera Dominga, Piñera acusó ayer que está siendo víctima de una “canallesca y sistemática campaña sucia”  a fin de “impedir o dificultar” su eventual candidatura presidencial” y “ocultar el gravísimo daño que el Gobierno le ha provocado al alma de Chile“.

Publicidad

Al respecto la vocera de Gobierno, Paula Narváez hizo un llamado a elevar el lenguaje y a no denostar la actividad política, “porque estamos en un proceso de reconstrucción de confianzas entre las personas y la actividad política misma”.

Agregó, finalmente, que “la ciudadanía no espera a políticos peleándose, ni políticos tirándose culpas unos a otros. Lo que la gente espera es que los políticos estemos trabajando por sus situaciones más apremiantes y que tienen que ver con sus vidas cotidianas”.

“Este tipo nos engañó”

En entrevista con El Ciudadano, el abogado querellante en esta causa, Hugo Gutiérrez, afirmó que los hechos que sostienen la acción judicial se encuentran acreditados, además de profundizar las críticas frente al actuar del expresidente Piñera.

Yo he ejercido un derecho a denunciar conductas que me parecen delictivas, como las del expresidente Piñera; en consecuencia él no debiera sentirse ofendido sino que debiera tomar una conducta propia de aquel al que se le imputa algún ilícito que es defenderse y no dedicarse a denigrar a quien le presentó la querella“, indicó Gutiérrez.

Asimismo, indicó que “no hay cómo negar que la compra de acciones de la empresa pesquera peruana se hizo a través de un paraíso fiscal por una empresa familiar de Piñera. Eso se hizo en tiempos que Chile litigaba con Perú por el conflicto marítimo ante La Haya. Eso que era solo un cuestionamiento de tipo periodístico, hoy queda confirmado por la investigación que hace el Ministerio Público“.

Si esto se hubiera sabido en tiempos que Piñera era presidente de la República, créame que su conducta habría sido calificada de canallesca, pero como se sabe tan tardíamente gracias al engaño que él inventó -de que todas sus inversiones estaban bajo el amparo de la reserva y en manos de un tercero a través del fideicomiso ciego- y que todos creímos… Más del 70% de sus inversiones se encuentran en el extranjero y no son parte de este invento de fideicomiso (…) Este tipo nos engañó, nos engañó permanentemente. Primero nos engañó haciéndonos creer que había un fideicomiso ciego, esta figura nunca existió; que en este fideicomiso estaban comprometidas todas sus inversiones, tampoco estaban. Es parecido a la mentira que nos hace cuando defiende la reserva marina de Punta de Choros, que supuestamente la salva porque le interesa el medio ambiente y la naturaleza, y era mentira porque le importaba que Dominga fuera un proyecto viable. Siempre hemos estado acostumbrados a la mentira y los engaños de este sujeto“.

Respecto a la cerrada defensa que realizan algunos políticos de derecha al ex mandatario, el parlamentario y abogado querellante fue enfático:

Hay un sector de la derecha chilena que aunque filmáramos a Piñera robando un banco a ellos no les importaría, porque es una derecha que tiene ciertas características: es fascista y abiertamente corrupta. Lamentablemente sus electores van por el mismo camino, no les importa que la persona a quien se le impute responsabilidad haya sido un violador de los derechos humanos, votan igual por él; no les importa que sea corrupto, votan igual por él. Hay un problema con la calidad de los votantes de derecha que no deja de sorprender“.