Un grupo de al menos 50 trabajadores pertenecientes a la Federación de Trabajadores Mineros y de la Unión de Trabajadores de Chile se tomaron durante esta madrugada la Ruta 50 que funciona como principal acceso a la mina Radomiro Tomic de la Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco).

Según los primeros antecedentes, los protagonistas de estas manifestaciones serian del Frente de Trabajadores Mineros (FTM) y la Unión Minera de Chile quienes habrían construido barricadas para cortar el camino, prendiendo fuego en su proceso y levantando carteles donde acusan una serie de irregularidades destacadas en su comunicado de prensa:

“Nos movilizaron tras agotar todas las instancias por obtener un diálogo fructífero que resuelva el actual escenario de amenazas de muerte y persecución hacia dirigentes sindicales, en particular el caso de la Vicepresidenta de la Federación de supervisores del cobre (Fesuc) y fundadora del Sindicato de la Vicepresidencia de Proyectos, Sra. Carolina Zumarán Robles, quien ha demando a Codelco por discriminación y vulneración tras el incumplimiento de su contrato, por el no pago de horas de trabajo sindical y la suspensión de sus remuneraciones desde el mes de julio de 2018.”.

Publicidad

En específico, los mineros señalan que existe discriminación por parte de la empresa hacia sus trabajadores, incumplimiento de contratos y no pago de horas extra.

 

COMUNICADO MOVILIZACIÓN EN RUTA A RT
3 de diciembre de 2018

En Calama, camino a la division Ramiro Tomic de Codelco, siendo las 04:00 am, los distintos sindicatos de la minería estatal y privada adheridos al Frente de Trabajadores Mineros (FTM) y la Unión Minera de Chile se movilizaron tras agotar todas las instancias por obtener un diálogo fructífero que resuelva el actual escenario de amenazas de muerte y persecución hacia dirigentes sindicales, en particular el caso de la Vicepresidenta de la Federación de supervisores del cobre (Fesuc) y fundadora del Sindicato de la Vicepresidencia de Proyectos, Sra. Carolina Zumarán Robles, quien ha demando a Codelco por discriminación y vulneración tras el incumplimiento de su contrato, por el no pago de horas de trabajo sindical y la suspensión de sus remuneraciones desde el mes de julio de 2018.

Además, en el transcurso de la demanda, de manera anónima la familia de Carolina recibió una llamada telefónica amenazando de muerte a Carolina y su familia si es que ella no dejaba las acciones por visibilizar las nombradas injusticias que atraviesa por su legítima labor en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras del cobre.

Situación parecida vivieron los dirigentes Ana Catalán, presidenta del Sindicato de profesionales y analistas de la División Gabriela Mistral, y Miguel Veliz, secretario del Sindicato N°3 División Chuquicamata, quienes en agosto de este año recibieron amenazas de muerte anónimas vía telefónica e incluso un atentado contra un vehículo particular. A estos casos se les suma el reciente intento de secuestro y amenaza de muerte al presidente del Sindicato Uniport, Francisco Baez, en medio de la movilización portuaria en Valparaíso.

Como FTM y Unión Minera repudiamos estos terribles casos que intentan intimidar a quienes han sido democráticamente electos para representar a los trabajadores y trabajadoras ante las empresas, las cuales en el último año solo han respondido con despidos masivos y precarización laboral. Hacemos un llamado a Codelco a revertir la arbitraria decisión que han tomado contra Carolina Zumarán, la cual no se condice ni con los principios corporativos de respeto y diversidad de género, ni con el reciente “Decálogo Minero” firmado junto Ministra de la Mujer y la Equidad de Género.

¡No más persecución a las y los dirigentes sindicales por luchar! FUERZA CARO ZUMARÁN