La razón de estar contigo

Una lección de amor por los animales, es este filme del prolífico director Lasse Hallstrom que, curiosamente, vio empañado su estreno mundial por un video que muestra el supuesto maltrato que sufrieron algunos de los perros durante el rodaje. Independiente de este hecho (que esperamos sea errado), entregamos nuestro comentario alabando la capacidad del realizador para hacer que los animales sean los protagonistas absolutos de esta película dedicada a la familia y que resulta más inteligente de lo que aparenta.

442107_a7ec45db347c4b7486d9048b272794a3-mv2

Dejamos en claro que la siguiente crítica de este filme deja de lado la posibilidad de que durante el rodaje de esta película pudiera haber existido maltrato animal, centrándose exclusivamente en los méritos en cuanto material fílmico. Esto, porque en los días previos al estreno mundial de ‘La razón de estar contigo’ (A Dog’s Purpose), se filtró un video en el cual, aparentemente, se obligó a un perro pastor alemán a ejecutar una acción con deliberada crueldad, lo que ha provocado una razonable ola de malestar no solo entre los animalistas sino también entre los que esperaban esta película familiar. Así, es el espectador el que juzgará de acuerdo a sus convicciones este hecho extra fílmico que no debe empañar la apreciación respecto de sus valores en cuanto espectáculo cinematográfico.

‘La razón de estar contigo’ parece, en la superficie, la típica película dirigida a la familia que tiene como protagonistas a deliciosos perros de distintas razas. Sin embargo, en el primer cuarto de hora el espectador se da cuenta que hay mucho material, bastantes ideas y que su guión se enmarca con firmeza en una delicada reflexión acerca de la vida, la muerte y la estrecha relación que puede originarse entre un ser humano y un perro.

Publicidad

Es indudable que, por lo antes expuesto, abunden las risas y las lágrimas en la sala, porque con genuina emoción los animales y sus comportamientos se ganan el corazón de todos, recordándonos esa otra extraordinaria película sobre tema similar ‘Marley y yo”.

La temática de este filme es sencillamente conmovedor porque va analizando de manera pausada temas tan importantes como la relación familiar, la búsqueda del amor y las pequeñas grandes tragedias que viven diferentes parejas a medida que adquieren un perro que, por obra y magia del argumento, son el mismo del comienzo que se va reencarnando en otros de diferentes razas y viviendo diferentes aventuras, siempre buscando el propósito de su propia existencia.

El director de ‘La razón de estar contigo’ es el sueco Lasse Hallstrom, un realizador irregular pero inteligente que casi siempre indaga en los temas familiares y en las relaciones humanas que para esta película utilizó una novela de 2010, escrita por W. Bruce Cameron. Hallstrom antes ha hecho filmes como ‘Mi vida como un perro’ (1985), ‘Querido intruso’ (1991); ‘¿A quién ama Gilbert Grape?’ (1993); la brillante ‘Las normas de la casa de sidra’ (1999), ‘Chocolate’ (2000) y ‘Querido John’ (20109, entre otras muchas.

La historia está ambientada en los años cincuenta y tiene como protagonista a Ethan, quien de niño se encariña con el perro Bailey, con el cual desarrolla una hermosa relación de amor y complicidad que dura años. Más tarde, el Ethan adulto lo asume el conocido actor Denis Quaid, dando el necesario redondeo a este filme que, en dos horas, se ha ganado de lleno el cariño y las emociones del público. Es indudable que el perro Bailey es la estrella, un can que revoluciona la vida de todos y que poco a poco descubrirá cuál es el propósito de su existencia en la Tierra.

A medida que Ethan pasa por diversas experiencias y asume su adultez, el perro será su más fiel compañero, entregándole cariño, apoyo y para reconfortarlo en los instantes más duros de su desarrollo, en especial porque su padre deriva en el alcoholismo, producto de su frustración en el trabajo.

Lo más interesante es que desde el comienzo, Bailey se pregunta el por qué él existe, cuál es la razón de su existencia y por qué su amo y su familia son sus dueños, tratando de darle sentido a su vida a medida que pasan los días a lado de su dueño.

Cuando Bailey envejece y fallece, aun haciéndose la pregunta del por qué ha venido al mundo viene en punto curioso en el filme: el exquisito perro Bailey justo después de morir, regresa como un cachorro nuevo y de diferente raza, con nuevos dueños y nuevas aventuras… aunque él (o ella) seguirán haciéndose la pregunta inicial que es el motivo central de toda esta película.

Con habilidad y buen gusto, el director Hallstrom mezcla el drama con la comedia, sacando excelente provecho tanto a los chistes como a las situaciones donde se insinúa la fragilidad de la existencia.

Lógicamente que el filme aprovecha esta historia para mostrar la forma en que son tratados los perros por diferentes personas: algunas los adoran y los convierten su principal razón de vivir y otras sin corazón los dejan todo el día en la calle, encadenados y con hambre, con lo cual los espectadores van reflexionando respecto de su propia conducta hacia los animales.

Si bien el hecho de que la película esté narrada por un perro no es del todo original (antes hubo un filme llamado ‘Babe el puerquito valiente”, contada desde la perspectiva del chanchito protagonista), el director logra que todo sea creíble y en más de un instante emocionante, haciendo que todo el relato fluya y saque risas y lágrimas por igual.

El filme tiene una historia simple y no trata de enredarse en complejidades innecesarias, con lo cual a pesar de ser predecible en ciertos tramos, no afecta para nada al conjunto. Y de paso, es un regalo maravilloso para todos los ‘dog’s lovers’ que seguramente harán de este filme uno de sus favoritos.

Más que recomendable, ‘La razón de estar contigo’ entrega un mensaje de respeto hacia los animales, hacia los adultos que los adoptan y deja muy claro que su propósito es el desarrollo de nuestra sensibilidad hacia la aceptación de la belleza de la vida en nuestro planeta. Por ello, independiente del comentario inicial, esta película se ganará el corazón de cualquier persona que alguna vez ha tenido un perro y sabe qué significado tiene ese hecho.