Salario y pensión: Convirtiendo al trabajador en mercancía

Jean Seura. Vocero "No + AFP" Antofagasta.
Jean Seura. Vocero "No + AFP" Antofagasta.
Jean Seura. Vocero “No + AFP” Antofagasta.

La verdadera guerra económica contra el pueblo trabajador es el propio orden o caos del capital y que se presenta en guerra permanente contra los trabajadores, pero de manera velada, es decir, que los trabajadores no lo ven como una guerra, no ven por ejemplo que cada vez que conquisten mejores condiciones de trabajo, mejores salarios, el capital, este bloque burgués, trata siempre de derrotarlos a través de cualquier mecanismo como, por ejemplo:

• la subida de precio,
• la constante maquinización que va sustituyendo a los trabajadores,
• el incremento del desempleo,
• del salario, el intercambio desigual.

Son situaciones que se ven permanentemente afectando a una cantidad considerable de trabajadores de distintos sectores productivos de la ciudad, donde la mayoría tiene bajos salarios. En el fondo lo que ocurre es que, en términos materiales, los trabajadores venden al capitalista por dinero su fuerza de trabajo por día, por semana, por mes, etc. Y una vez comprada la consume, haciendo que los trabajadores trabajen durante un tiempo estipulado.

Publicidad

“La fuerza de trabajo es, pues, una mercancía, ni más ni menos que el azúcar. Aquella se mide con el reloj y esta con la balanza.” Marx.

Cuando el trabajador le vende su fuerza de trabajo al capitalista, al burgués, básicamente se está desprendiendo de una parte de su vida, de una parte creadora de su vida. Si el trabajador no vende su fuerza de trabajo está condenado a la mayor exclusión y a las penalidades que lo podrían conllevar a la muerte.
Así como se puede hacer un inventario de la vida útil de una maquinaria y que año tras año va adquiriendo un fondo especial para después sustituirlo en un momento en específico. También con los trabajadores es lo mismo, al trabajador se le da lo necesario para vivir, para reproducirse, porque en un momento determinado, a ese trabajador también habrá que sustituirlo. Entonces se jubila condenado a una pensión miserable, muchos tienen que volver a vender lo que le queda de fuerza de trabajo, un verdadero ciclo de penurias y dramas.

Los capitalistas que componen las AFPs reproducen la miseria, profundizan el drama de los trabajadores al momento de jubilar, son una fábrica de pobreza.
Las cifras son elocuentes, al 31 de octubre del 2016 el promedio de pensiones por vejez, se desglosa de la siguiente forma: para 355 mil pensionados la pensión por retiro programado es de $119.490.-, para 167 mil pensionados por renta vitalicia, la pensión es de $298.331, y para el total de pensionados por vejez, que suman 545.624 compatriotas, la pensión promedio es de $191.972.
El capital siempre va estar en esa pugna de convertir al trabajador en un objeto y la fuerza de trabajo en simple mercancía, de expoliar al trabajador a través de todas las formas posible.

El escenario ante nosotros, los trabajadores, reclama organización, unidad por sobre todo y lucha por conquistar nuestras demandas. Es la única manera en que los Pueblos, libres de toda opresión, escriban su propia historia.

#NoMasAFP #Antofagasta
La Gran #Marcha26Marzo

Por Jean Seura. Vocero NO + AFP Antofagasta.