Mirando hacia el futuro defendiendo los crímenes del pasado

mgr_630_ivan_moreira_a_uno

“Dejen tranquilo a Pinochet que está en el cielo” fue la frase expresada por Iván Moreira, como joven me vienen ante su expresión varias preguntas, ¿Para qué existe el infierno? ¿Quienes van a parar al infierno si no es un dictador? ¿Existirá para los limpiaparabrisas?. Bajo la visión del senador, ser cristiano tiene CERO responsabilidades, pudiendo ser un dictador, un abusador, un corrupto toda tu vida, pero basta con que te arrepientas el ultimo día y dios te perdona logrando llegar al cielo. ¿Si existe el infierno no será por que quienes cometen esos actos al infierno van a parar?.

El senador representa el aforismo “es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio”, son varias las veces en que ha atacado impetuosamente a diversas minorías en el ejercicio de sus derechos.

Publicidad

Ya siendo una característica Iván Moreira imponer su puntos de vista anacrónicos, olvidando las reglas democráticas, el respeto hacia la victimas de la dictadura, la separación de la iglesia del estado y la no creencia en los dogmas cristianos a la hora de legislar.

Este político devoto ha tenido tiempo de sobra para denostar gratuitamente a homosexuales al querer decidir sobre distintos ámbitos de sus vidas, sin embargo, ha sido incapaz de detenerse un minuto a sopesar la gravedad de los delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar.

Cabe preguntarse ¿hasta donde llegará el intento fallido de referente moral de este senador?

Luis Esteban Zamora