La participación ciudadana y el Frente Amplio

DSCF1842-2Cuando nos preguntamos que debía contener el programa del Frente Amplio, supimos que la forma de construirlo, iba a ser la primera muestra de su contenido. Creemos tan profundamente que deben ser las personas quienes piensen y definan cuál es el país en el que quieren vivir, que decidimos dedicar los esfuerzos de nuestras incipientes orgánicas locales, a convocar a la ciudadanía, para que, por 2 meses, repensáramos Chile.

Como quienes han ostentado el poder por más de 20 años han instrumentalizado la participación ciudadana ocupándola para validar políticas públicas ya decididas por otros, sabíamos que era un camino difícil. Diseñamos un proceso vinculante, por etapas, basado en la soberanía territorial, y hoy lo estamos concluyendo con más de 10 encuentros realizados en la Región de Antofagasta, y casi 200 en todo el país

Creemos en la participación ciudadana como condición de una nueva democracia, una real, material, donde nuestra voz no se escuche sólo hasta la elección de representantes sino en cada una de las etapas de elaboración de política pública. Queremos contribuir en el diseño, porque nadie conoce mejor que los habitantes de la región las necesidades de la misma. Queremos influir en la ejecución, porque necesitamos potenciar a nuestros profesionales y activar nuestra economía local, y, queremos ser firmes fiscalizadores, porque ya basta de promesas incumplidas.

Publicidad

Como expresión entonces de esta nueva democracia que imaginamos, las propuestas de los Encuentros programáticos serán viabilizadas responsablemente a nivel económico y jurídico. Para eso, convocamos ampliamente a profesionales de diversas áreas a sistematizar y dotar de especificidad técnica cada una de las propuestas levantadas a lo largo del país. Concluido su trabajo, estas propuestas con su contenido técnico, serán devueltas a los territorios para que estos definan, en un gran plebiscito nacional, cuáles deben ser las prioridades para el gasto fiscal, y cuál es la solución definitiva que se dará a cada una de las problemáticas entre las diversas opciones propuestas.

De esta forma, el programa del Frente Amplio, nacional y distrital, será de principio a fin construido por la ciudadanía, garantizando la representatividad de los territorios y haciéndonos cargo de la necesidad de viabilidad técnica de las propuestas.

Nos encontramos cerrando la primera etapa de un proceso inédito en Chile. Estamos demostrando que la democracia puede practicarse desde la ciudadanía como un proceso continuo, y que exigimos volver a discutir  de la polis en nuestras calles. Demandamos que la política regrese desde donde nunca debió apartarse.

Aún es tiempo de hacerse parte de todo lo que nos falta por avanzar: la invitación a cambiar nuestra región y, desde allí, nuestro país, está hecha.


Catalina Pérez

Precandidata a Diputada por Revolución Democrática y el Frente Amplio Chile.