Día del dirigente social

1Como ciudadanos somos testigos de cómo muchas personas deciden entregar sus vidas al servicio público, pero muy pocas lo hacen sin recibir nada a cambio. Los dirigentes sociales y comunitarios no buscan una retribución económica, ni mucho menos fama. Ellos se entregan por completo a sus ideales y a su gente porque tienen la convicción de que todo es posible si se realiza con esfuerzo.

Paula, Liz, Carmen y Héctor son algunos de los dirigentes comunitarios de nuestra ciudad. Todos ellos luchan a diario por salir adelante y conseguir un mejor futuro para las miles de familias que aún no tienen una solución habitacional definitiva.         

La vida en los campamentos es dura. El no tener acceso a los servicios básicos o no contar con una infraestructura adecuada ponen en riesgo la calidad de vida de las familias. Las comunidades tienen razones de más para desanimarse y perder las esperanzas, es ahí donde los dirigentes juegan un rol fundamental: levantan el ánimo, recuperan la esperanza, organizan a los vecinos y luchan hasta alcanzar sus sueños.

Publicidad

Los líderes comunitarios son en su mayoría personas nobles, entusiastas, alegres. Si no fuera por el trabajo y la perseverancia de los dirigentes no se conseguirían las victorias que vemos en cada una de las comunidades: construcciones de sedes sociales, mejoras en las vías de accesos, luminarias, juegos infantiles e, incluso, viviendas definitivas. Proyectos que influyen positivamente en la calidad de vida de las familias y hacen que la espera sea más llevadera.

Para nosotros como TECHO-Chile la labor que realizan los dirigentes es fundamental. Día a día desarrollamos un trabajo en conjunto, donde los líderes constituyen más que un enlace con los campamentos; son compañeros de equipo, piezas fundamentales en la intervención que realizamos.

Hoy hacemos un alto y conmemoramos a cada uno de estos dirigentes y dirigentas. Además, agradecemos el trabajo que realizan en sus comunidades y los invitamos a seguir adelante, a no rendirse y seguir luchando por el derecho a la vivienda digna.