Tras una serie de diligencias investigativas iniciadas en enero de este año por la OS7 de Carabineros de Atacama en conjunto con la Fiscalía Local de Copiapó, se logró detener en caminos secundarios de la comuna de San Pedro de Atacama, al interior Minera Escondida y en dos inmuebles de la comuna de Copiapó, entre el pasado 10 y 13 de octubre, a una banda de siete integrantes mayores de edad que se dedicaban al tráfico de drogas.

La banda internacional estaba conformada por cinco chilenos y dos de nacionalidad boliviana. Estos individuos cumplían diversas funciones dentro de la organización criminal. Dirigían, coordinaban, transportaban, financiaban y protegían los cargamentos de drogas que provenían del norte del país.

“En total se incautó un total de 110 kilos de droga entre marihuana y pasta base, se incautó armamento de calibre menor, se incautó dinero, al rededor de 2 millones de pesos y otras especies que son parte de la evidencia de la investigación. Esto forma parte de una coherente investigación llevada a cabo y liderada por el Ministerio Público, del cual el OS7 de Carabineros tuvo su participación entregando una alta inteligencia”, explicó el General Jorge Tobar, jefe de la Tercera Zona de Atacama.

Publicidad

El financista de la organización, al momento del desplazamiento de la encomienda, coordinaba las acciones delictivas desde el interior de Minera Escondida en la ciudad de Antofagasta, siendo detenido precisamente en ese lugar dirigiendo las aciciones al momento en que se concretaba el tráfico de drogas, según indica la información oficial de Carabineros. Mientras que en la comuna de Copiapó, durante la madrugada del domingo, el personal O.S.7 allanó la casa del proveedor donde detuvo a la pareja del financista, la cual fue sorprendida con dinero, cinco proyectiles de 9 milímetros y alrededor de 6 kilos de droga.

Además de los 110 kilos incautados, se recuperaron tres vehículos: una camioneta, marca Nissan, modelo Navara, un Station Wagon, marca Hyundai, modelo Santa Fe y un automóvil, marca Toyota, modelo Yaris, además de un millón 881mil 750 pesos.

Los imputados fueron identificados con las iniciales F.E.M.V., de 57; F.A.R.G., de 55 años; A.M.P.S., de 44 años; M.E.M.C.C, de 23 años; y F.R.A.V, de 45 años; de nacionalidad chilena y los ciudadanos de nacionalidad boliviana de iniciales H.G.E.P., de 28 años; y M.L.R.P., de 43 años. La totalidad de los imputados luego de la audiencia de control de detención quedaron en prisión preventiva por ser considerados un peligro para la seguridad de la sociedad.