La Corte de Apelaciones de Antofagasta rechazó el recurso de protección de garantías constitucionales interpuesta en contra de la Ilustre Municipalidad de Calama por la administradora municipal, Tamara Aguilera, quien fue removida de su cargo en el mes de julio del presente año.

Uno de los principales motivos, fue la existencia de una modificación presupuestaria que no fue aprobada por el Consejo Municipal y que fue concretada el 5 de febrero de 2018. Una vez que la administradora tomó conocimiento de la aprobación, ordenó la invalidación del acto administrativo, que llevó a instruir un sumario por las eventuales responsabilidades del hecho.

Además, en la sesión del 27 de julio, en que se acordó la remoción, se hizo alusión a cuatro temas: Dificultades presupuestarias, decisiones unilaterales de la administradora que habrían quebrado el dialogo con trabajadores; inexistencia de proyectos presentados al Gobierno Regional y reclamos por falta de desarrollo local con proyectos internos.

Publicidad

Por ende, el Honorable Consejo Municipal votó a favor de la remoción y que, según el acta relacionado con la defensa de la Administradora que estuvo a cargo del abogado, Ricardo Sánchez Valdés, derivaría a una “perdida de confianza del consejo”, argumentando que se cometieron diversas ilegalidades como el día en que se citó a los concejales para participar en el consejo extraordinario, hecho que desmintió la corte.

“las sesiones extraordinarias deben citarse con 24 horas de anticipación, en este caso (…) se citó a las 16:25 horas y la sesión se desarrolló al día siguiente a las 12:32 horas. Desde luego aún aceptando los alegatos de la recurrente, no puede estimarse que la convocatoria hubiese sido ilegal”.

Dentro de los concejales 6 votaron para removerla de su función, mientras que tres estaban en contra de la decisión, entre ellos, el alcalde de Calama, Daniel Agusto, situación que pone en jaque al edil de Calama al no poder rebobinar estos hechos.

“La decisión resulta irreprochable: la posibilidad de remoción está expresamente prevista en el estatuto municipal y fue adoptada ajustándose al quorum previsto en la ley”. Expresaba el documento. La destitución del cargo estará en manos de el alcalde de Calama, quien deberá firmar el Decreto Municipal del acto administrativo, que ratifica la remoción del cargo de la abogada Tamara Aguilera.

Cabe destacar que en la sesión se habló acerca de las deficiencias de la municipalidad que recae en el alcalde de Calama, quien fue demandado por notable abandono de sus cargos públicos en el año 2017, y que refleja la crisis interna que está viviendo la administración de la provincia de el Loa.