Niños de Antofagasta contaminados con arsénico podrían desarrollar cáncer

Colegio Médico emplazó a las autoridades a retirar el concentrado de cobre de la ciudad, considerando que “no debe existir arsénico en niños de cuatro años, puesto que la presencia de una sola molécula de este elemento en el organismo de un menor de esa edad, puede desatar cáncer, infartos y enfermedades cardiovasculares en el momento menos pensado”. 

arsenico
24horas.cl

Como una situación de extrema gravedad, inaceptable y que requiere un estricto control de los pacientes y urgentes medidas administrativas ambientales y sanitarias, calificó el presidente regional del Colegio Médico, Dr. Aliro Bolados, la confirmación de la presencia de arsénico en 22 párvulos de Antofagasta.

Quiero decir muy responsablemente, que esta contaminación con arsénico presente en niños de Antofagasta, es de suma gravedad. Por lo que es urgente que las autoridades ambientales, abran las RCA de los galpones que movilizan cargas mineras a granel y dicten todas las resoluciones necesarias para sacar cuanto antes esos productos de la ciudad. Por eso, a juicio del Colegio Médico de Chile, el arsénico está afectando grave y silenciosamente a los niños de Antofagasta”, indicó.

Publicidad

Por esta razón, el Dr. Aliro Bolados emplazó públicamente al superintendente de Medio Ambiente, Cristián Franz Thorud y la jefa macro zona norte de esa misma entidad, María Isabel Reinoso, además de las autoridades ambientales nacionales y regionales, para que actúen con suma urgencia en el asunto.

He sostenido diversas reuniones con el Presidente Nacional del Colegio Médico, Dr. Enrique Paris y con el presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Dr. Andrei Tchernitchin y hemos llegado a la conclusión sobre la gravedad de la situación que está afectando a los niños de Antofagasta. Por eso creemos que en este momento resulta crucial, manifestar que las autoridades ambientales y principalmente los directivos de la Superintendencia de Medio Ambiente, tienen las vidas de los niños antofagastinos en sus manos”,  argumentó.

CÁNCER

El facultativo manifestó enfáticamente que “no debe existir arsénico en niños de cuatro años, puesto que la presencia de una sola molécula de este elemento en el organismo de un menor de esa edad, puede desatar cáncer, infartos y enfermedades cardiovasculares en el momento menos pensado”.

Según Bolados, esto obliga a mantener permanentemente un estricto control de los pacientes afectados, a tomar muestras de orina 24 horas, para establecer la total magnitud del problema, realizar análisis de pelo, que permitan conocer todos los contaminantes y a las autoridades ambientales y sanitarias, a actuar en consecuencia con carácter de emergencia sanitaria, ordenando la salida de los concentrados de la ciudad, tal como la Intendencia de Antofagasta reconoció recientemente.

EMERGENCIA

El Dr. Bolados, explicó además que el umbral de 35 ug de arsénico en un litro de orina, mencionado por las autoridades de salud, corresponde al nivel máximo de arsénico para un adulto expuesto a una fuente y no a un menor de cuatro años, que no debe tener ningún rastro de arsénico en su organismo.

Quiero explicar claramente a la población y en especial a los comunicadores, que esa norma límite, dada a conocer por las autoridades de salud, corresponde a la utilizada en adultos expuestos a una fuente de arsénico en el ámbito de trabajo, dado que no hay norma en niños, ya que no es aceptable la presencia de ese contaminante en menores de edad en ninguna parte del mundo desarrollado”, enfatizó.

Según el Dr. Aliro Bolados, “esto representa una grave situación de emergencia, en cuyo caso los menores que tengan presencia de arsénico, o los nuevos casos que vayan apareciendo, están en serio riesgo”, enfatizó.

Bolados advirtió, que dado que se trata de las 22 primeras muestras de arsénico en orina, de un total de 79 recogidas por los equipos de salud, es lógico inferir que el número de niños afectados por arsénico en Antofagasta, lamentablemente irá aumentado con el paso de los días.