Apoderados de colegios subvencionados de Antofagasta divididos ante ‘rebeldía’ de sostenedores

Mientras algunos plantean su total rechazo a la reforma educacional, otros se declaran a favor de la reforma pero esperan mano firme del gobierno con los sostenedores que se niegan a poner fin al lucro en los colegios y pasarán al régimen privado subiendo las matrículas y aranceles.

"No al lucro en el Colegio Providencia" era una de las pancartas de la manifestación, expresando la molestia de muchos apoderados por la actitud de sostenedores privados.
"No al lucro en el Colegio Providencia" era una de las pancartas de la manifestación, expresando la molestia de muchos apoderados por la actitud de sostenedores privados.
“No al lucro en el Colegio Providencia” era una de las pancartas de la manifestación, expresando la molestia de muchos apoderados por la actitud de sostenedores privados.

Si a la reforma, no de esta forma” era el cántico que más entonaron este martes los cerca de 200 apoderados de diferentes establecimientos particulares subvencionados de Antofagasta, cuyos sostenedores se niegan a adherir a la educación gratuita y optaron por pasar al sistema particular pagado, lo que implicará una fuerte alza en las matrículas y aranceles.

Los manifestantes se emplazaron fuera de la Intendencia Regional portando globos negros, a la vez que entonaron diferentes consignas en relación al incierto futuro de los estudiantes de los establecimientos particulares subvencionados cuyos propietarios optaron por no adherir a la Ley de Inclusión Escolar.

La manifestación convocó a más de 200 personas.
La manifestación convocó a cerca de 200 personas.

Entre los asistentes se evidenciaron distintas posturas, por cuanto algunos apoderados expresaron su rechazo total a la reforma educacional planteando que se siga manteniendo el segregador sistema educativo actual que clasifica a los niños y jóvenes según la capacidad de pago de sus padres, mientras que otros apoderados expresaron su molestia con la actitud de los sostenedores que eligieron no sumarse a la gratuidad y pasarán al régimen privado, por lo que esperan un pronunciamiento de la autoridad para no verse obligados a cambiar a sus hijos de colegio debido a las fuertes alzas de precio en esos establecimientos educacionales.

Publicidad

Así quedó de manifiesto en las propias pancartas de los asistentes, por cuanto algunos apoderados portaban pancartas que decían “no a la reforma“, mientras que otros planteaban “si a la reforma“, pero difieren en los mecanismos utilizados, así como también existieron diferentes pancartas rechazando la actitud de los sostenedores y pedían fin al lucro de todos los establecimientos subvencionados.

La manifestación se llevó a cabo de manera pacífica bloqueando por algunos minutos la calle Prat, para luego autodisolverse, no sin antes registrarse encendidas alocuciones de algunos dirigentes.