Analista política Francis Espinoza sobre elecciones 2021: “El éxito de la abstención implica el triunfo de las minorías”

"Es así como los gobiernos populistas van ganando terreno y se van apernando en el poder", señaló la experta en Ciencias Políticas, quien enfatizó la importancia de concurrir a las urnas.

A pocos días de las elecciones presidenciales, la académica e investigadora de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte (UCN), Dra. Francis Espinoza, se refirió al contingente y polarizado escenario político que enfrentan los candidatos a La Moneda y sus posibilidades de pasar a segunda vuelta en la disputa electoral del 21 de noviembre.

Para la doctora en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, en estas elecciones “estamos apostando por dos modelos en definitiva, mantenernos en un neoliberalismo brutal o ir hacia una socialdemocracia contemporánea con más justicia y equidad social”.

En entrevista con Periodismo UCN, Espinoza también abordó el episodio de la fallida acusación constitucional contra Piñera; el liderazgo femenino de Yasna Provoste y el fenómeno del populismo en la política chilena.

Publicidad

-En una entrevista reciente comentó que son altas las probabilidades de que José Antonio Kast avance a segunda vuelta. En paralelo, las encuestas posicionan al candidato Gabriel Boric como un posible contendor en el balotaje. En este contexto, post estallido social y con la Convención Constitucional en marcha ¿Cómo visualiza la gestión política del eventual Gobierno de ambos candidatos?

“De seguro pasaría a segunda vuelta José Antonio Kast, pero no estoy tan clara entre Yasna Provoste y Gabriel Boric, aun cuando todas las encuestas lo posicionan en un primer lugar, inclusive sobre Kast. Lo que yo visualizo en este importante proceso es que la abstención será un factor clave y desgraciadamente todavía alto para definiciones políticas más claras, pensando que de seguro el Parlamento convocará a nuevos/as actores y de un variopinto espectro político. En segundo lugar, si bien yo no creo en el concepto de cambio en política, me parece un constructo mentiroso como la opinión pública, lo que se juega Chile es justamente la ejecución de cambios estructurales a diversas velocidades y de seguro el status quo en José Antonio Kast. En tercer lugar, creo que estamos además apostando por dos modelos en definitiva, mantenernos en un neoliberalismo brutal o ir hacia una socialdemocracia contemporánea con más justicia y equidad social. Finalmente, mi profunda preocupación en el caso de Gabriel Boric es que justamente sea el neoliberalismo el que no le permita gobernar y vayan ocurriendo una seguidilla de ‘golpes blandos’, o nuevamente se caiga en una lucha entre un hiperpresidencialismo y un parlamentarismo de facto. En el caso de Kast, su conservadurismo nos llevará a años de retroceso de las garantías de libertad en la sociedad civil, y algo peor que está ocurriendo en Turquía y en otros países, que el populismo finalmente se ‘aperne’ en el poder”.

-¿Cómo diferenciamos hoy en día un político populista de uno que no lo es? ¿De qué manera se ha hecho visible el populismo en estos meses de campaña?

“Es compleja esta pregunta porque yo siento que todas las candidaturas tienen algo de populismo. Sin embargo, la periodista y escritora turca, Ece Temelkuran, en su texto Cómo perder un país: Los siete pasos que van de la democracia a la dictadura (2019), señala que el populismo de derecha es fascista dado que combina perfectamente gobiernos autocráticos con manejo económico de capitales, es decir, modelos neoliberales. Además, ella precisa que las candidaturas populistas juegan con los estereotipos, las preocupaciones y las rabias de lo que ella llama ciudadano/a pequeño/a desde sus orgullos y les hacen creer que algún día vencerán a las elites políticas e intelectuales y les quitarán sus privilegios. Sin duda, la candidatura de José Antonio Kast es la que muestra más estas características, pero no a la usanza de Donal Trump, Jail Bolsonaro o Erdogan”.

-Desde una perspectiva de género ¿Qué opina del liderazgo político ‘femenino’ de Yasna Provoste? ¿Cómo describiría el rol que juega su personaje como representante del ‘centro’ político en estas elecciones?

Es difícil definir un liderazgo político sin mostrar inclinaciones de género. Particularmente me gusta mucho más ella que otras mujeres de su conglomerado político, e inclusive de Michelle Bachelet. Sin duda no tiene el carisma nacional e internacional que ha desarrollado Bachelet. Sin embargo, me parece tremendamente atractivo que ella sea de región, una meritócrata, una víctima de la violencia y abuso de género en política, descendiente de indígena y alguien como una. Me gustaría pensar que podríamos tener otra presidenta en el país, pero no veo la misma energía ni fuerza que vi en las campañas de Bachelet por parte del conglomerado que la acompaña. Sin duda, sólo la derecha social la puede llevar a segunda vuelta“.

-A meses de culminar el polémico gobierno de Sebastián Piñera ¿Qué impresiones tiene de la aprobación de la acusación constitucional en la Cámara y su posterior rechazo en el Senado?

Yo sufro de nihilismo existencial y percibo que hay toda una maldita masculinidad política que protege al poder y a los poderosos. Además éstos tienen suerte y siempre son salvados por la campana. Siempre he pensado que las acusaciones constitucionales son medidas interesantes de ‘accountability’ del poder político, claro no en exceso porque se desvirtúa el propósito. Me parece que en este caso se debiera tomar como un gran avance en el cierre del ciclo de la injerencia del dinero en el poder y toda una ‘confianza subjetiva’, como dice Carlos Peña, de negocios familiares, tráfico de influencia e información privilegiada. De aquí en adelante, las políticas de transparencia de los/as mandatarios/as serán cada vez más exhaustivas. Sin embargo, pese a lo anterior, en el Senado morirá la acusación. Finalmente como dice la famosa activista internacional, Panthea Lee, ‘el poder sustenta el poder’“.

  • ¿Considera que el avance de la acusación constitucional contra Piñera representó un “triunfo” para la oposición? ¿Se avecinan escenarios de unión entre partidos de la “vieja y nueva oposición” o se ve aún más fragmentado?

“Podría verse como un triunfo de la oposición pero yo creo que más bien simboliza el desplome de la derecha en Chile y una gran lección sobre la injerencia del dinero en el poder político. También he sido apocalíptica al señalar que el conglomerado del Frente Amplio tiene un destino aciago, convertirse en la nueva ex mayoría, y la ex nueva mayoría también sufrirá mutaciones interesantes. Me parece muy atractivo la consolidación de partidos o agrupaciones políticas de los extremos, y la cartografía política estará cada vez más polarizada si no se hace un buen gobierno. La tarea es grande en lo económico, político e institucional para el próximo Ejecutivo”.

-¿Algo que quisiera agregar?

“Sólo relevar la importancia de ir a votar, porque el éxito de la abstención implica el triunfo de las minorías, es así como los gobiernos populistas van ganando terreno y se van apernando en el poder”.