Antofagasta se sumó a la conmemoración del día mundial contra el gasto militar

El Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) indicó que Chile es el segundo país con mayor gasto militar en América Latina, invirtiendo más que en Vivienda y Cultura juntos y casi lo mismo que en educación.

Con una intervención urbana, el Servicio Paz y Justicia, SERPAJ Antofagasta, celebró este Lunes 15 de Abril, el “Día Mundial de Acción Contra el Gasto Militar”, actividad que busca llamar la atención sobre el creciente gasto en armas en Chile y en el mundo.

La intervención urbana incluyó el recorrido de un grupo de personas caracterizadas para llamar la atención de los transeuntes, portando carteles alusivos. El grupo caminó por las calles céntricas de la ciudad de Antofagasta al mediodía, con el mensaje “NO A LA VIOLENCIA” y pancartas en las que se explicaba la necesidad de disminuir el gasto en armas.

Publicidad

Gasto en armas

Las cifras del informe anual del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (SIPRI) muestran que los gobiernos del mundo están gastando más que nunca en defensa: 1.738 billones de dólares al año.

Chile es el 2° país con mayor gasto militar en América Latina, con un equivalente al 4.3% del Producto Interno Bruto, equivalente a US$2.700 millones, pero si se suma la Ley Reservada del Cobre para compras militares, la cifra se eleva a casi 9 mil millones de dólares, más de lo que se invierte en Vivienda y Fomento a la Cultura juntos.

A modo de comparación, La Ley de Presupuesto de nuestro país considera para Salud poco más de US$ 9 mil millones en dólares, lo mismo que en gasto militar total.

Si lo cotejamos con el área Educación, por ejemplo, se puede apreciar que para un área tan vital para el crecimiento de un país y la superación de la desigualdad, el presupuesto asignado es cercano a los US$ 12.000 millones, tan sólo un 25% más que lo que Chile gasta el mantener a sus fuerzas armadas y comprar armas.

Llevado a comparaciones simples, por ejemplo, un tanque Leopard cuesta US$ 4.5 millones, lo mismo que el Estado gastaría en 150 viviendas sociales para clase media. A nivel mundial, con lo gastado en armas en 6 días se podría poner fin por 1 año al déficit en educación básica.

Chile está siendo parte de una campaña militarista que, entre otros temas, ha significado que tropas de Estados Unidos instruyan a fuerzas policiales para el control de manifestaciones ciudadanas en recintos como el Fuerte Aguayo de Concón, siendo en la práctica una base militar estadounidense en territorio nacional.

Reorientación del gasto militar.

El Servicio Paz y Justicia, Serpaj – Chile, aprovechó la oportunidad para rechazar este excesivo gasto que, a la luz de las cifras, constituye un verdadero derroche de recursos en desmedro de áreas que necesitan con urgencia respuestas que remedien las desigualdades, injusticias y falencias de un país que está aún lejos de ser equitativo y solidario.

Asimismo, realizó en todo el país, durante este lunes 15 de abril, una serie de acciones para crear conciencia entre la población respecto de la importancia que Chile reduzca el gasto militar, entre ellas, la entrega de folletos y material informativos en lugares de alta concurrencia.

Estas actividades resumen la postura de la institución y de una gran cantidad de organismos de defensa de derechos humanos y organizaciones sociales en general, que ven en este elevado e incomprensible derroche de recursos en armas, un freno para que las naciones de América y todo el mundo superen problemas urgentes como la pobreza, el deterioro del medio ambiente, falta de libertades y permanencia de sistemas represivos.