¿Es posible una Industria Solar en la Región?

060217-panelessolares-acs-construibleLa Región de Antofagasta es reconocida por poseer la mayor radiación solar del mundo, lo cual debería favorecer una disposición al uso de tecnologías que permitan aprovechar este valioso recurso y el desarrollo de una buena parte de las mismas. Sin embargo, estas tecnologías provienen de países que, paradójicamente, no cuentan con abundancia de este recurso pero sí han valorado su aprovechamiento.

Los grandes proyectos de ERNC vistos en la región han correspondido, en su gran mayoría, a inversiones de empresas extranjeras o empresas mineras, empleando mano de obra, principalmente, de los países proveedores de las tecnologías aplicadas.

Un estudio de CORFO da señales para establecer una industria de apoyo a las ERNC, gracias a la cual sería posible que en nuestra región se desarrollen tareas como la fabricación o el ensamble de paneles fotovoltaicos, por las posibilidades de llevar a cabo pilotajes y pruebas y la disponibilidad de capital humano en formación para llevar a cabo este tipo de tareas.

Publicidad

Claros en el desafío, la Universidad de Antofagasta, está ejecutando el Convenio de Desempeño “Fortalecimiento de  la  Universidad de Antofagasta como Referente Regional y Nacional  en Energías Renovables No Convencionales (ERNC)”, financiado por MINEDUC, y cuyo foco, naturalmente, está puesto en la Energía Solar.

Este Plan busca, por medio de la vinculación, instalar en el “consciente colectivo” el uso del Sol como sujeto de desarrollo de múltiples iniciativas. Para esto, es necesario que distintos sectores de la comunidad derriben mitos y se predispongan al uso de este tipo de energía. Creemos en la formación de capital humano para las empresas, seguros de que, en un futuro no muy lejano, actuales proveedores mineros diversificarán hacia esta nueva industria.

Contar con empresas locales capaces de conformar, al menos algunos componentes de la cadena de valor, aumentará la sustentabilidad productiva de la región y el potencial exportador de las PyMEs, y contribuirá a un mayor bienestar y mejor calidad de vida.

¿Por qué no pensar en un futuro clúster?

Por  Iván Ramírez Jefe de Proyecto PMI-UA