Jóvenes de Antofagasta se manifiestan a favor de la despenalización del aborto

Más de 150.000 abortos se producen anualmente en Chile, en su mayoría de forma clandestina, poniendo en riesgo la vida de las mujeres. El aborto terapéutico -en casos de inviabilidad del feto o de peligro de vida de la madre- estuvo permitido hasta el año 1989, cuando la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) lo abolió basada en convicciones del Opus Dei.

marchaborto

Decenas de jóvenes de Antofagasta se sumaron a una masiva jornada de movilización nacional y se manifestaron este jueves en las calles de Antofagasta a favor de la despenalización del aborto, tema que volvió a tomar trascendencia tras la revelación días pasados del embarazo de una menor de 11 años víctima de violación.

La manifestación tuvo como lugar de inicio la pérgola de la Avenida Brasil, tradicional punto de encuentro de los movimientos sociales en la comuna, para dirigirse luego en dirección a las principales calles del centro de la ciudad.

Publicidad

“Basta de dictadura moral, religiosa y patriarcal”, señalaban algunos de los afiches de la manifestación, organizada por movimientos feministas que piden que no se encarcele a las mujeres que interrumpen su embarazo, tal como ordena actualmente la ley en Chile.

“Queremos que no se criminalice a las mujeres, porque son tratadas como delincuentes cuando quieren abortar, por eso exigimos la despenalización del aborto, que actualmente se hace fuera de la ley en condiciones insalubres”, dijo Angie Mendoza, una de las organizadoras de la marcha a nivel nacional.

Más de 150.000 abortos se producen anualmente en Chile, algunos de ellos espontáneos pero en su mayoría de forma clandestina, según el Ministerio de Salud. El aborto terapéutico -en casos de inviabilidad del feto o de peligro de vida de la madre- estuvo permitido hasta el año 1989, cuando la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) lo abolió.

El debate por el aborto se reabrió luego de conocido el embarazo de más de tres meses de una niña de 11 años, presuntamente violada por su padre en la región de Aysén (sur), quien fue detenido tras confesar el hecho.

El caso causó conmoción en el país, en medio del clima electoral que viven los chilenos de cara a las elecciones nacionales del 17 de noviembre. La candidata socialista y expresidenta Michelle Bachelet, favorita para ganar las elecciones, planteó que el aborto terapéutico y en caso de violación debe despenalizarse.

Por su parte, el presidente Sebastián Piñera, alabó la “madurez” de la niña debido a su decisión de tener a su hijo.

El Congreso rechazó en 2012 discutir el tema, ante el fuerte rechazo de la mayor parte de los políticos de la oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), además de la Democracia Cristiana (DC), en un país con alta influencia de la Iglesia Católica.