Se derrumbó en tribunales el último montaje de la derecha en la región

Una vez más la justicia desechó las acusaciones vertidas por las depuestas autoridades de la Administración Piñera y políticos de la conservadora Alianza por Chile, en contra de diferentes líderes sociales y políticos que encabezaron movilizaciones ciudadanas.

La 'selfie' de Darío Quiroga en los momentos previos al juicio.
La ‘selfie’ de Darío Quiroga en los momentos previos al juicio.

En esta ocasión, se trata del Concejal de Calama, Darío Quiroga (PC), quien fue absuelto este lunes por el tribunal de garantía de Calama, en el caso que levantó en su contra la Gobernación Provincial El Loa, encabezada entonces por el actual Consejero Regional Luis Garrido (UDI) y el fiscal Eduardo Peña.

El tribunal, determinó finalmente la inocencia del Concejal en los hechos que se le imputaban (intento de descarrilar el tren), toda vez que  el magistrado acogió los argumentos del abogado y Concejal de Antofagasta, Jaime Araya, quien logró demostrar que el objetivo de la movilización era hacer uso de la legítima protesta social.

Publicidad

En Calama hubo una movilización multitudinaria cuyo objetivo, como reconocieron incluso los testigos de la fiscalía, no era descarrilar el tren, sino que manifestar descontento. Con este juicio absurdo, lo que se buscó era criminalizar la protesta social y confundir a líderes sociales con delincuentes“, indicó.

Enlodar las protestas en Calama, que tuvieron de cabeza al gobierno de Piñera, pudo ser el principal objetivo de los políticos de derecha que promovieron este juicio.

Asimismo, Araya lamentó que el Ministerio Público se hiciera parte de las acciones legales que presentaron en su momento las autoridades del gobierno de Piñera, que en su opinión se encontraban movidas por intereres políticos.”Uno preferiría que estos recursos se usen en la persecusión de delincuentes“, señaló.

Por su parte, Darío Quiroga celebró la resolución de la justicia e indicó que “ha quedado establecida la legitimidad de la movilización social y ciudadana. Queda la molestia de ver como la fiscalía, institución pública que financiamos todos los chilenos, dilapidó tiempo y plata en esta farsa“.

La sentencia definitiva de absolución ante este nuevo intento de criminalizar la protesta social, se leerá el próximo 19 de abril. De igual manera, no se descartan posibles acciones legales en contra de los instigadores del montaje, Luis Garrido y el ex Intendente Waldo Mora, quienes profirieron mediante las pantallas de televisión duros calificativos en contra del Concejal absuelto por la justicia.