Exigen medidas inmediatas para detener contaminación portuaria en Antofagasta

Tras el hallazgo de plomo en la sangre de niños de un jardín infantil cercano al puerto de Antofagasta, el Colegio Médico hizo un llamado urgente a las autoridades a detener la fuente de contaminación.

650x300-galpones380

Dados los graves resultados encontrados en las primeras muestras de plomo en sangre realizadas en los menores de dos jardines infantiles de Antofagasta, el Colegio Médico de Chile recomendó a las autoridades realizar inmediatos esfuerzos en detener la fuente de contaminación que provoca esta situación y realizar cuanto antes análisis de pelo en los pequeños estudiados.

Publicidad

La situación fue analizada este martes por el jefe del Departamento de Medio Ambient de esta institución, Dr. Andrei Tchernitchin, acompañado del presidente regional de esta entidad, Dr. Aliro Bolados.

Según ambos médicos especialistas, la actual norma de plomo en sangre vigente en Estados Unidos indica que un niño no debe tener más de 5 microgramos por decilitro de sangre (norma de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.), lo que según la información conocida hasta el momento habría superado esos niveles en 15 casos de niños en Antofagasta.

“Si ya tenemos más de 15 casos de menores, cuya cantidad de plomo se mueve entre 3 a 10 microgramos por decilitro de sangre, eso obliga a detener de inmediato la fuente sospechosa de contaminación, en este caso las actividades de embarque y desembarque con concentrados en el puerto local, porque se trata de menores, que pese a estar expuestos en una menor cantidad de tiempo, cuando van a los jardines, presentan niveles preocupantes y acumulativos en el tiempo”, expresó el Dr. Tchernitchin.

El médico toxicólogo agregó que esto también hace urgente que los niños que viven en sectores cercanos al puerto también sean estudiados a la brevedad dado que el daño neurológico es inminente. “No queremos pensar entonces que puede estar ocurriendo en el caso de niños que viven todo el día cerca del puerto, tomando en consideración que los pequeños que acuden a ratos a un determinado jardín infantil ya están presentando valores que ameritan una intervención”, comentó el toxicólogo.

El facultativo manifestó que por esta razón el Colegio Médico de Chile, sugirió aplicar la toma de muestra de cabello en los niños, para conocer la data de esa contaminación y la presencia total del problema en el organismos de los menores muestreados, aplicando las recomendaciones entregadas por el gremio médico a la seremi de Salud de Antofagasta a mediados del presente año.

“Queremos recordar a las autoridades, que todo fenómeno de contaminación por metales pesados en personas y principalmente niños expuestos a una fuente que permanece sin ser controlada, genera graves consecuencias. Por lo que si los niños analizados presentan hoy niveles de contaminación, cercanos a la norma internacional permitida, eso puede ir aumentando en el tiempo llegando a ser muy peligroso”, manifestó el Dr. Andrei Tchernitchin.

A su vez el Dr. Aliro Bolados aseguró que resulta muy preocupante que niños de corta edad, que permanecen sólo algunas horas al día en dichos jardines infantiles, arrojen en sus análisis cantidades de contaminación, que en un plazo de exposición y acumulación mayor resultan igualmente dañinas en el tiempo.

“Si un niño está constantemente recibiendo dosis de metales pesados, sean o no bajas, eso finalmente puede terminar afectándolo gravemente, en cuyo caso también nos gustaría que fueran analizados los pequeños que viven a diario en los sectores cercanos al puerto, de los cuales aún no se sabe nada, ya que aún no han sido estudiados”, argumentó el presidente regional de los médicos.

Bolados insistió que por esa razón “el Colegio Médico de Chile ha solicitado a las autoridades, que primero debe detenerse de una buena vez la fuente que origina esa contaminación, porque los daños son acumulativos en el tiempo y esos menores al ir pasando los días y los años corren mayor riesgo de sufrir gravísimas enfermedades neurológicas y cáncer asociados a esos metales pesados que reciben constantemente”.

En cuanto a las técnicas a utilizar, el Dr. Andrei Tchernitchin, manifestó que a juicio del Colegio Médico “lo mejor en estos casos son las muestras de cabello y de orina durante 24 horas. Ustedes recordarán que como institución solicitamos a las autoridades indagar también la presencia de cobre, para aclarar la relación con los concentrados que son operados en el puerto, y además antimonio y manganeso, que según sospechamos, están ligados también a los embarques y desembarques de concentrados más recientes en el terminal portuario.

Según el Dr. Tchernitchin “sólo a través de las muestras de pelo podremos conocer una data mayor y exacta de esa contaminación que está afectando a los niños, dado que los métodos hasta ahora utilizados, arrojan sólo los niveles más recientes de contaminación con metales pesados y no aquella absorción más antigua, cuyos metales pueden estar quizás alojados a nivel óseo o en órganos en los cuales es imposible detectarlos con una mera muestra de orina del instante”, enfatizó.

Por todo lo anterior, los representantes del gremio médico llamaron nuevamente a las autoridades a mirar con mayor detalle estos resultados y a realizar las consultas respectivas a los toxicólogos del Colegio Médico. Puesto que los niños estudiados, como también los menores que viven cerca del puerto, siguen estando sometidos a exposición, tomando en cuenta que en el sector donde se emplazan dichos jardines infantiles y diversos establecimientos educacionales, tanto el ISP como el Colegio Médico, ya comprobaron la presencia de metales pesados en altas concentraciones.