Con lacrimógenas y balines de goma reprimen protesta estudiantil en la UCN

Vecinos relatan que el ambiente se volvió irrespirable ante el uso de las lacrimógenas.

Expresiones de descontento se producen luego que rectoría diera a conocer un documento donde impone un programa para que los estudiantes paguen el año completo, cerrando el semestre por internet.

Con cuatro detenidos y una fuerte represión por parte de las Fuerzas Especiales de Carabineros, que incluyó bombas larimígenas y balines de goma, concluyó la noche de este jueves una manifestación realizada frente a la Universidad Católica del Norte.

En momentos que los manifestantes entonaban cánticos contra el gobierno y rectoría, así como también se mantenía el tránsito cortado mediante la disposición de barricadas, las Fuerzas Especiales de Carabineros hicieron uso de su material disuasivo, contabilizándose más de 20 bombas lacrimógenas, varias de ellas lanzadas directamente al interior de la universidad, así como también disparos de balines de goma.

Durante los enfrentamientos, cuatro personas resultaron detenidas, entre ellos una pareja de trabajadores del casino Enjoy que pasaban por el sector en momentos que carabineros perseguía a estudiantes.

Publicidad

Vecinos de la Población Playa Blanca y Gran Vía, sectores aledaños a la casa de estudios superiores ubicada en Avenida Angamos, expresaron su malestar producto de la verdadera “nube tóxica” generada por las bombas lacrimógenas, que afectó el interior de algunas viviendas.

En tanto, manifestantes rechazaron el excesivo uso de la fuerza por parte de los uniformados y entonaron cánticos de burla al actuar policial, así como también la cantidad de recursos gastados en el operativo.

 Rector presiona a los estudiantes para que paguen el año

La molestia de los estudiantes de la Universidad Católica del Norte, se vio incrementada luego que las autoridades de la universidad enviaran un comunicado en el cual exigen a los estudiantes elegir entre cerrar el semestre por internet pagando el año completo, o de lo contrario serían evaluados con la calificación mínima, también pagando todo el año en curso.

La idea de los directivos de la universidad, informada mediante este comunicado, fue entregada mediante internet señalando que se trataba de un documento “privado” y “confidencial”, sin embargo, fue filtrado por estudiantes en las diversas redes sociales, donde cundieron las expresiones de molestia y rechazo a lo que fue calificado como una imposición de rectoría.

El documento, señala que los estudiantes pueden votar para realizar un cierre de semestre mediante internet u otro tipo de plataformas, mientras que la otra opción es ser evaluados con la nota mínima en todas las evaluaciones, viéndose obligados en ambos caso a pagar el año completo, como si las actividades académicas se hubieran realizado en forma normal.

La medida fue criticada con fuerza desde la Federación de Estudiantes de la UCN, desde donde se rechazó con fuerza el cierre impuesto desde rectoría y realizaron un llamado a no responder la propuesta, mientras se deciden los pasos a seguir.

En tanto, la página de Facebook del órgano representativo de la casa de estudios católica se vio repleto de comentarios rechazando la medida del rector, así como un eventual desalojo, siendo la opinión mayoritaria la de anular el semestre y que la universidad restituya el dinero cancelado, así como también evite obligar a los estudiantes a pagar por clases que no recibirán.