Vecinos de Molinera del Norte piden que empresa cumpla con el desmantelamiento de sus instalaciones 

El antes y el después
El antes y el después

Diez días le dio la Corte de Apelaciones de Antofagasta a la empresa Molinera del Norte S.A. para que informe de las medidas adoptadas para dar cumplimiento al cierre de sus instalaciones ubicadas en calle Lima 381. Lo anterior luego de que los vecinos solicitaran hacer efectivo un plazo expreso para que la compañía termine de retirar la infraestructura que por décadas afectó el derecho de la población cercana a vivir en un ambiente libre de contaminación.

Plan de cierre

El abogado representante de los vecinos, Fidel Inostroza indicó que en una última resolución la Corte de Apelaciones indicó a la seremi de Salud que informe sobre el cumplimiento de la empresa sobre su plan de retiro del sector.“Están desmantelando, pero muy lentamente. Esperamos que esto tenga que ser más rápido porque ya los juicios terminaron hace un año, y todavía no hay entrega de las cosas ni hay nada que se vea, pero esperamos que ellos apuren más el trámite”, arguyó.

Publicidad

Lentitud

La diputada Marcela Hernando (PR), quien hace casi 10 años declaró molesta y contaminante a la empresa en su rol de seremi de Salud, para más tarde dictar el decreto alcaldicio para su cierre definitivo, lamentó la tardanza con la que la empresa ha implementado el desmantelamiento de sus instalaciones. “Se ha dilatado demasiado esto, y si bien los vecinos con constancia han seguido recurriendo y ahora tienen un abogado que los ha ayudado en eso a mí me parece que las empresas también por un tema de responsabilidad social deberían actuar con más diligencia en eso”.

 Rodolfo Espinoza, vocero de los vecinos afectados indicó que pese al alivio que significa el cese de la molienda y del tráfico permanente de camiones por la zona el proceso de cierre del espacio ha supuesto una nueva proliferación de plagas y vectores en los domicilios particulares.

Contaminación

“En estos momentos nosotros nos encontramos contentos y felices en el sentido de que ya no están moliendo, ya no hay polvillo, hay un silencio que se siente en las noches. Ahora, el tema del desmantelamiento yo encuentro que se está dilatando mucho porque ya ha pasado un año y recién están empezando a sacar los silos y yo creo que es conveniente que se ponga una fecha de término para poder agilizar y de una vez por todas que no se encuentre físicamente esta empresa”, enfatizó Espinoza. “Si bien se está desmantelando y ya han desaparecido varios silos yo lo que pediría es que las autoridades medioambientales se involucren respecto de cómo está siendo este proceso de desmantelamiento que está provocando polución  igualmente”, reforzó Hernando.

Litigio

Tras un fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, que dio razón al decreto municipal N°847 de 2012 para el cierre de sus dependencias, la Molinera presentó en 2013 un recurso de ilegalidad contra la casa consistorial en la Corte Suprema, causa que quedó en estado de acuerdo el 7 de enero de 2014, lista para que los magistrados dictaran un fallo definitivo.

Sin embargo, en febrero del mismo año la empresa interpuso un requerimiento de inaplicabilidad por inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, alegando que se afectaba su derecho a la propiedad privada y al ejercicio de su actividad productiva. El organismo citado dispuso la suspensión del procedimiento en la Corte, hasta que el 27 de diciembre de 2014 falló en contra del requerimiento de la Molinera, indicando que la Ley General de Urbanismo y Construcción faculta plenamente al municipio para ordenar el traslado de Industrias mal ubicadas o que causen molestias o daños al vecindario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here