Analizan el riesgo de desastres naturales en el norte de Chile

BIMG_1635Autoridades e investigadores dieron cuenta en la UCN del trabajo realizado y lo proyectado en prevención y mitigación ante terremotos, tsunamis e inundaciones.

Tomar contacto directo con la comunidad para trasmitir conocimientos respecto a los peligros de terremotos, tsunamis e inundaciones; así como el trabajo para obtener un modelo de evacuación y las investigaciones realizadas en torno a los fenómenos de este tipo ocurridos durante 2015 en Chile, fueron algunos de los temas analizados en el seminario “Nuevos desafíos para la gestión del riesgo: una perspectiva regional”. El evento fue organizado por la Universidad Católica del Norte (UCN), el gobierno regional de Antofagasta y el Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (Cigiden).

El encuentro se llevó a cabo en la Casa Central del plantel universitario y fue considerado como una oportunidad de transferir conocimientos científicos a la comunidad y autoridades regionales, según lo resaltó el Dr. Gabriel González, geólogo de la UCN e investigador del Cigiden.

Publicidad

También reflexionó respecto a la información que llega a la ciudadanía a través de los canales oficiales, ante lo cual el Centro busca contribuir en el marco de encuentros directos realizados con los vecinos,  actividades que continuarán próximamente en Tocopilla.

El experto precisó que el norte es una zona potencial de terremotos de grandes proporciones, porque se encuentra en una laguna sísmica propensa a sufrir estos eventos. Se refirió a la amenaza sísmica, entregando antecedentes de investigaciones desarrolladas en distintos sectores donde se hallan una serie de fallas geológicas, capaces de generar sismos de importancia. Informó asimismo que se ha trabajado en localizar el potencial evento que puede afectar al norte del país y sur de Perú.

CONCIENCIA

En tanto, el seremi de Gobierno, Víctor Flores, reseñó las acciones desarrolladas por el gobierno regional dentro de la gestión de prevención y con recursos del FNDR la ejecución de diversas obras de mitigación y de control aluvial, además de un programa de obras que cubrirán seis quebradas en toda la ciudad de Antofagasta, trabajos que se realizarán hasta 2018.

A su vez, el rector de la UCN, Jorge Tabilo Álvarez, destacó el encuentro que reunió a autoridades de la región, representantes de distintos organismos, de las Fuerzas Armadas, investigadores y estudiantes, siendo una ocasión para generar conciencia y coordinar acciones frente a una realidad que no se puede desconocer: Chile es un país sujeto a los riesgos naturales.

Valoró el aporte a la comunidad, generando un espacio de análisis en la UCN sobre los riesgos presentes para la región, en pos de profundizar la cultura de preparación y reducción de impacto frente a lo que la naturaleza determina en esta materia.

“Nuestro país es reconocido por estar propenso a desastres naturales. En 2015 tuvimos que afrontar como país erupciones volcánicas, lluvias en el desierto, aluviones, marejadas y un terremoto. La historia deja en evidencia que esta faja de tierra, por su localización y características, es una zona de riesgos de diversa índole. No podemos evitar los desastres, pero sí podemos minimizar las pérdidas, sobre todo humanas”, precisó la autoridad.

El director regional de la Onemi, Ricardo Munizaga, destacó la labor en la región con la instalación de mesas técnicas con distintos organismos para analizar aspectos como los albergues, sistemas de alerta, desarrollo urbano y evacuación, entre otros. Asimismo, dijo que la entidad trabaja en un modelo de evacuación, y que se espera contar con formas de comunicación más expeditas, mientras que las ciudades tendrán espacios seguros y albergues. Todo lo realizado hasta el momento, dijo la autoridad, se probará este jueves 11 de agosto con el simulacro regional de sismo y tsunami.

INVESTIGACIONES

En los fenómenos ocurridos durante los últimos años en el sur del país y en Chañaral, centró su exposición el investigador del Cigiden y académico de la Pontificia Universidad Católica (PUC), Cristián Escauriaza, quien destacó los estudios desarrollados por el organismo. En este sentido, explicó que en Chañaral trataron de reconstruir el evento y comprender los factores de determinaron la inundación.

Rodrigo Cienfuegos, director del Cigiden y también académico de la PUC, dio a conocer la labor del Centro, el cual realiza investigación de temas de desastres naturales en colaboración con universidades chilenas, entre ellas la UCN y la PUC, y en red con instituciones del extranjero.

El organismo también está estudiando los fenómenos aluviales, tanto como el pronóstico, monitoreo y la anticipación de las consecuencias de este tipo de eventos.

“En el país estamos atrasados en cuanto a lo que se puede anticipar respecto a los impactos de los aluviones, y así lo vimos el año pasado con lo sucedido en Chañaral, Copiapó y Tocopilla. En esto hace falta más trabajo para transformar las predicciones meteorológicas en efecto e impacto sobre las comunidades, de manera de poder decir que se van a producir deslizamientos de tierra o crecidas de ríos, y anticiparlas para que la comunidad vea que es necesario evacuar”, señaló.