Se inició el proyecto para nueva planta de agua potable en Lasana

Sector Lasana

El Consejo Regional aprobó los recursos para dar inicio al proyecto que beneficiará a más de 450 personas de esta localidad.

El Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección Regional de Obras Hidráulicas, adjudicó el proyecto “Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Agua Potable Rural (APR) en la localidad de Lasana”, con lo cual se da inicio al contrato a partir del pasado domingo 18 de junio.

Publicidad

La iniciativa que beneficiará a más de 450 habitantes de esta localidad, consiste en ampliar la capacidad de suministro de agua potable de Lasana que actualmente no supera los 2 litros por segundo, abasteciendo a la vez a la localidad de Chiu Chiu.

“Una vez construida la nueva planta de APR, Lasana contará con un sistema independiente para su comunidad, ya que el proyecto considera, posteriormente, la construcción de un APR exclusivo para la localidad de Chiu Chiu con capacidad de 4,7 lt/seg., sumando un total de 6,7 lt/seg., entre ambos, de acuerdo al consumo de la población proyectado para los próximos años”, explicó el titular del MOP en la región de Antofagasta, seremi César Benítez.

En cuanto a la inversión del proyecto en Lasana, se destinó un monto de $1.265 millones, obtenidos a través del Fondo de Desarrollo Regional (FNDR) y sectoriales del MOP. De acuerdo al director regional de Obras Hidráulicas, Manuel Gutiérrez, “este proyecto considera una planta de abatimiento de arsénico. Esto va a permitir, por un lado, ampliar la cobertura y mejorar la infraestructura, y además va a permitir separar los que hoy funcionan juntos”.

En cuanto a la nueva planta en Chiu-Chiu, a licitarse a fines de este año, contará con tres bombas dosificadoras, un flocodecantador a presión con eliminación de lodos; un filtro absorbente abatidor de arsénico; Estanque de Regulación Elevado Metálico; Nueva Red de distribución en tubería de HDPE, 144 nuevos arranques y el reemplazo de algunas interconexiones hidráulicas.

Cabe precisar que ambas iniciativas responden a una necesidad de la comunidad que actualmente cuenta con un sistema de agua potable de más de 17 años de funcionamiento.