Cerveceros de Antofagasta en picada contra la Ley de “Tolerancia Cero”

A pesar de contar con atractivas variedades, las ventas de cerveza en esta oportunidad no estuvieron tan altas como el año pasado.

Falta de un sistema de transporte efectivo y seguro que permita a los conductores salir dejando sus vehículos en casa, ha incidido en un descenso de las ventas en el rubro.

Molestia existe en el rubro de los productores de cerveza, por los números negativos que se producen en el sector, luego de la instauración de la ley de “tolerancia cero” al consumo de alcohol, que según indican, afecta también el turismo a nivel regional.

Luego de un rápido recorrido de este medio durante el Festival de la Cerveza Antofagasta Bier, se pudo constatar que entre las 25 marcas de cerveza presentes en el evento, cundía la preocupación por el decenso en sus ventas, a pesar de estar el recinto repleto de visitantes, que optaron en mayor medida a disfrutar de las bandas en vivo o consumir alimentos, en lugar de visitar los stands con las distintas cervezas artesanales, que en algunos casos no lograron llenarse ni siquiera con la presencia de atractivas promotoras.

Claudio Barra, propietario de Cerveza Bührer, manifestó que efectivamente “la gente asiste pero producto de esta ley prefieren no consumir cerveza, aún si no se encuentren manejando, ya que en muchos casos solidarizan con el conductor”, agregando que por esta razón, a pesar del éxito del evento en convocatoria, las ventas no estuvieron a la altura del año pasado.

Publicidad

También se refirió al respecto el Representante Legal de “Clan Destino Pub”, Mauricio Acuña, quien indicó que claramente las ventas han sido afectadas, lo que terminará incidiendo negativamente en el turismo local, ya que no existe un sistema de transporte eficiente para quienes opten por dejar los vehículos en casa.

De hecho el empresario señaló que se han visto en la obligación de optar por nuevas medidas para contrarestar la disminución en la afluencia de público a los locales nocturnos, como invertir en transporte para llevar de regreso a quienes hayan optado por tomar las cervezas artesanales en el pub, lo que “indudablemente, incide en los costos”.