Un homenaje y despedida al gran “maestro” Eliseo Santelices

La Orquesta Sinfónica de Antofagasta realizará este viernes un homenaje a Eliseo Santelices, uno de sus directores que falleció ayer a los 75 años.

Es por ello que tanto sus hijos y nietos que pertenecen a la OSA entregarán un mensaje en honor a quien fuera su mayor maestro en la música antofagastina este viernes a las 20:30 horas en el Teatro Municipal.

Este músico representativo de la historia local fue profesor normalista, trabajando como docente en sus inicios en la Escuela Industrial y luego destacando en el Liceo Experimental Artístico (LEA) enseñando clarinete por más de 20 años.

Publicidad

Entre sus trabajos más destacados en dicho establecimiento educacional fue la formación de la banda sinfónica instrumental juvenil del LEA, que posee mucho prestigio en la ciudad desde 1980.

Además fue uno de los baluartes de la Orquesta Sinfónica de Antofagasta (OSA), durante su historia, ya que comenzó siendo instrumentista de oboe cuando pertenecía a la Universidad de Chile. Luego fue uno de los gestores fundamentales para que la agrupación pasara a la Corporación Cultural para así evitar su desaparición en 1985 y continuando su trabajo como director hasta 1998.

“Mi padre fue un gran gestor cultural, en aquel entonces, existía un serio riesgo de que la orquesta desapareciera, pero luchó muchísimo para que eso no ocurriera y coordinó para que pasara a manos del municipio y formarse lo que es ahora”, explicó su hijo Marko Santelices, que junto a dos de sus hermanos y nietos de Eliseo son integrantes de la OSA en la actualidad.

También destacó como compositor y arreglador de música. Dentro de sus obras más significativas destaca su trabajo con el vals de Antofagasta de Armando Carrera, además de intervenir en diversas obras de teatro, música para películas y poemas sinfónicos, entre otros.

“Son más de 250 obras las que creó y que dejó un legado musical inigualable que sin duda quedará en la historia de la música antofagastina. Un maestro que cambió la historia del arte local”, agregó su hijo Marko.

No sólo su legado fue musical, ya que formó una familia llena de artistas, que participan activamente en el escenario cultural antofagastino. De sus seis hijos, Tres se mantienen profesionalmente como músicos justamente de la OSA. Marko es primer clarinete de la agrupación antofagastina, además de José primer flautista y Cecilia en violín, además de Eliseo que también estuvo en las filas de la agrupación. A ellos se suman sus decenas de nietos quienes se desempeñan en diferentes áreas, tanto en docencia, instrumentistas como compositores.

Natalia y Pedro Baeza Santelices, pertenecen a la OSA, además de Rocío en su oportunidad, mientras que Marko Santelices Skorin, estudia clarinete en el Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires. “A ellos se suman también otros sus nietos que están en pleno proceso de formación, que sin duda seguirán el legado de su abuelo, que fue uno de los artistas más importantes de la historia antofagastina”, aseguró Marko Santelices.

Tanto para la Alcaldesa Marcela Hernando, Presidenta de la Corporación Cultural, como también sus compañeros de trabajo y amigos, existe una gran conmoción por la pérdida de este gran artista, pero al mismo tiempo muy orgullosos de haber contado con el Maestro Santelices en la Orquesta, cuyo legado quedará inscrito para siempre en la historia no sólo de la agrupación sino de la música y el arte de Antofagasta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here