La Inmigración: una discusión necesaria en la construcción de una nueva Antofagasta

Fotografía tomada de escritoresprovincianos.blogspot.com.

Los temas sobre la situación migratoria de los extranjeros están regulados en diversos tipos de normas, administrativas, legales, constitucionales o de tratados internacionales, que tienen plena vigencia en el país. Cada cierto tiempo en los medios de prensa locales hemos podido visualizar algunas reflexiones en torno a la situación de los extranjeros en Antofagasta, a ello debemos sumar, el nuevo panorama social que esta realidad trae consigo, las veredas de calle Washington en nuestra ciudad son cada día colmadas por personas que provienen de distintos países y que buscan regularizar su situación.

Frente a este proceso al parecer “ novedoso”  hemos de indicar que en Chile la situación de los inmigrantes proviene de antaño, ante lo cual el Derecho y la Sociología no han quedado al margen de la discusión en torno a este proceso.

Sin embargo, hoy  remece con mayor fuerza,  toda vez que los procesos culturales  y las transformaciones sociales que nuestro país esta viviendo, han dejado  en sus discusiones y elaboración al margen este sector. En las denominadas asambleas ciudadanas poco y nada se discute sobre este tema, teniendo en consideración que muchos extranjeros  han dejado de denominarse plenamente “flotante”, ya que  han visto en nuestra ciudad el espacio necesario para asentarse de manera definitiva.

Publicidad

Por tanto, son un factor  que debemos considerar al momento de discutir y levantar nuevos proyectos ciudadanos. En este sentido, con extraña argumentación algunos indican que es necesario reivindicar  fundamentalmente los derechos de quienes han nacido en Antofagasta, situación que por lo demás es necesaria para fortalecer la debilitada identidad que tenemos, y el precario sentido de pertenencia colectiva arraigado en nuestra visión “ individualista” que el sistema ha profundizando.

Sin embargo, este discurso no debe confundirse en ningún momento  con la exclusión; debemos asumir que cada día Antofagasta se configura como una ciudad multicultural con todo lo que ello significa, no solo en un plano para mejorar las  condiciones laborales, sino que también apostando por incluir a todos y todas en las construcción de una nueva Antofagasta, en donde se puedan escuchar visiones diversas.

Junto con ello la situación de la migración en Chile aún presenta enormes falencias normativas, con una estructura jurídica que adolece de inconstitucionalidad, y desafíos que se presentan incluso en materia de defensa penal.

Se vuelve indispensable comenzar a discutir de la inmigración en nuestra región en todas sus perspectivas, los nuevos planteamientos que nos presenta y la manera en que hacemos participes a todos y todas en la construcción de una nueva Antofagasta.

Es de esperar que este tema no sea olvidado y reducido exclusivamente  a un control administrativo fuerte, a seguir manteniendo una legislación desfasada y contraria a normativas internacionales y por último a un discurso excluyente. Debemos asumir por el porvenir de nuestro país que somos y seremos siempre un Chile multicultural.