Chao Achondo: Renunció ex rector de la dictadura que había sido designado como alto directivo en la Universidad de Antofagasta

"Él truncó la vida académica de cientos de estudiantes y exoneró a decenas de funcionarios, académicos y no académicos. Incluso, varios de ellos fueron detenidos, torturados y relegados".

Tras las muestras de profundo rechazo y molestia en la comunidad universitaria, académicos y ex alumnos de la Universidad de Antofagasta, como también de distintas autoridades incluyendo parlamentarios de los distintos sectores políticos, de oficialismo y oposición, durante este jueves presentó su renuncia a la la junta directiva el ex rector de la casa de estudios durante la dictadura, Manuel Achondo Guzmán.

Achondo fue rector delegado de la universidad, entre los años 1984 y 1988, “donde truncó la vida académica de cientos de estudiantes y exoneró a decenas de funcionarios, académicos y no académicos; incluso, varios de ellos fueron detenidos, torturados y relegados. También, es responsable de la pérdida de gran parte del patrimonio físico de la Universidad de Antofagasta, la cual se llevó a cabo mediante ventas poco transparentes, que es necesario investigar”, según indica una declaración firmada por organizaciones de estudiantes, académicos y directivos de la universidad.

Publicidad

También fue parte de la persecución por razones políticas que realizó el régimen militar en contra de quienes de la intelectualidad que entonces ya exigía el fin de la dictadura y el retorno de la democracia, tal como consta en un documento de 1986 compartido por la Agrupación Providencia, firmado por Achondo, donde ordena la destitución de destacados académicos, como es el caso de Carlos Alfaro, Miguel Delgado y Douglas Fuenteseca. Una ofensiva desatada por el régimen contra dirigentes, personalidades e intelectuales de la resistencia a la dictadura que a nivel nacional terminó incluso con la muerte de algunos académicos y en nuestra región con la hasta ahora vergonzosa desvinculación del poeta Andrés Sabella de la Universidad Católica del Norte.


RECHAZO TRANSVERSAL

La designación de Achondo generó rechazo transversal en el mundo político, incluyendo al oficialismo, como es el caso de la Diputada Paulina Núñez (RN), quien expresó que no está de acuerdo con la designación.

“El Gobierno se compra un conflicto gratis con el nombramiento de Manuel Achondo en la Junta directiva de la UA. No solo se requiere capacidad e idoneidad cuando se designa a alguien, sino también que carezca de cuestionamientos y en este caso los tiene”, publicó en su momento la parlamentaria en su cuenta de Twitter.

Cuestionamientos que también se extienden a la DC, como fue el caso del ex Seremi Ricardo Andrade, quien calificó la designación de Achondo como “una bofetada a la dignidad, decencia y memoria de nuestra Región. El representa una triste, vil y violenta historia en nuestra Universidad”.

En el caso de los ex alumnos de la facultad de ciencias jurídicas, se trata de una persona “que formó parte de la historia más oscura de nuestro país, la que sigue causando dolor y no se puede ni se debe olvidar”, exigiendo también la remoción inmediata del directivo.

Tras la renuncia, no obstante se mantienen los cuestionamientos a que se terminen los directivos “designados” en la universidad, por ser una situación que pueda dar paso a nuevas nominaciones polémicas.