Seremi de Transportes de Antofagasta aplica mano dura contra Uber y retira de circulación 34 vehículos en Calama

Una intensa fiscalización contra los servicio de transporte informal que han proliferado en la región se encuentra desarrollando el Programa de Fiscalización de la región de Antofagasta, que concretó el fin de semana una serie de controles enfocados a “vehículos piratas” y que concluyeron con 34 automóviles retirados de circulación, de acuerdo a lo que establece la actual Ley de Tránsito.

Los controles se efectuaron entre el jueves y el sábado y se concretaron en el sector del Aeropuerto El Loa de Calama, el Casino Marina del Sol y el Mall Plaza de la ciudad, donde los fiscalizadores detectaron la presencia de vehículos particulares que prestaban servicio de taxi sin estar autorizados para ello, operativo que contó con la presencia de Carabineros e inspectores de fiscalización de la Región Metropolitana que apoyaron en este trabajo.

Álvaro Ormeño, Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Antofagasta, dijo que este operativo especial de control de informalidad obedece a la preocupación que existe como ministerio sobre la presencia de este tipo de servicios que no cuentan con conductores profesionales, y en caso de un accidente no se garantiza que sean cubiertos por los seguros correspondientes.

Publicidad

La visita de inspectores de Fiscalización desde la Región Metropolitana tuvo como objetivo reforzar el trabajo que a diario se realiza en la región en cuanto al control de servicios informales. Quienes realizan este servicio deben tener claro que no están autorizados para transportar pasajeros y se exponen a duras multas que pueden superar los 600 mil pesos, además del retiro del vehículo”, añadió la autoridad regional.

Durante el 2018 en la región de Antofagasta se realizaron 448 controles para detectar servicios informales y se llegaron a cursar 240 infracciones.

Paula Flores, Jefa del Programa Nacional de Fiscalización del Ministerio de Transportes, indicó que “en las diferentes regiones del país se está realizando un plan especial de control al transporte informal con apoyo de la Unidad Especial de Informalidad que hay en la Región Metropolitana ya que la actual normativa señala que los vehículos que quieran prestar el servicio de transporte público o privado de pasajeros deben contar con autorización de la secretaria regional ministerial, además de cumplir una serie de exigencias, por lo que quienes lo hagan sin estos requisitos están actuando al margen de la ley”.

En este mismo sentido el Seremitt Ormeño agregó que se seguirán incrementando este tipo de controles en la región de Antofagasta y recordó que los inspectores del Programa de Fiscalización están facultados por la Ley de Tránsito para fiscalizar vehículos particulares, “y quienes se nieguen a este control arriesgan multas por desacato”.