Los peatones y conductores que circularon por la Avenida Antonio Rendic se encontraron con una escena que los indignó, pues ponía en peligro la seguridad de las personas.

Una camioneta se estacionó de forma imprudente impidiendo el libre tránsito de los antofagastinos, lo que los obligó a exponer su vida caminando por la huella.

¿Qué piensas?

Publicidad