Antofagasta sigue despierta: Miles de personas repletaron las calles a un mes de iniciado el estallido social

Masiva jornada de movilizaciones concluyó con violenta represión y uso indiscriminado de bombas lacrimógenas que afectaron a manifestantes pacíficos, vecinos y la prensa que trabajaba en el lugar.

Antofagasta sigue despierta y no vuelve a dormir. Miles de personas salieron este lunes 18 de noviembre a manifestarse en la capital regional exigiendo soluciones concretas a las demandas planteadas por la ciudadanía y que no exista impunidad para los responsables uniformados y civiles por las muertes y heridos durante el estallido social.

Cerca de las 17 horas una gran cantidad de personas se concentraron en el sector de la Plaza Sotomayor, rebautizada por los ciudadanos como “Plaza de la Revolución”, con carteles, bandas de bronces, música y potentes mensajes sobre la situación del país.

Luego la multitud marchó por en centro de Antofagasta, pasando por el Paseo Prat donde estaban colgados diferentes “ojos” con mensajes, a propósito de las más de 200 personas que han perdido sus globos oculares mientras se manifestaban.

Publicidad

Al llegar a la Intendencia de Antofagasta, se produjeron desórdenes por parte de no más de cinco personas, tras lo cual personal de Carabineros que resguardaba el edificio lanzó bombas lacrimógenas a toda la multitud, entrando en escena también un grueso contingente en carros blindados que realizaron una suerte de “encerrona” desatando una lluvia de lacrimógenas en el centro, las cuales afectaron a manifestantes que no participaban en ningún incidente y también a un equipo de este medio de comunicación.

En el centro de la ciudad se registraron persecuciones y choques entre manifestantes, que volvieron a reagruparse en algunos puntos.

Posteriormente se desarrollaron cortes de calle en distintos puntos de la ciudad.