¿Qué son? Los interesantes organismos registrados por científicos en la reserva “La Chimba” de Antofagasta

Estudio, en el marco de proyecto FIC-R ejecutado por la UCN, incluyó a organismos presentes en las quebradas del área protegida de la región de Antofagasta.

Un trabajo en terreno para profundizar sobre la información y biodiversidad de líquenes presentes en Reserva Nacional La Chimba de Antofagasta, tuvo lugar en la zona en el marco de un proyecto FIC-R que ejecuta en el lugar la Universidad Católica del Norte (UCN).

Los líquenes son organismos vivos que surgen de una asociación simbiótica entre un hongo y un alga, o entre un hongo y una cianobacteria. En Chile se estima que existen aproximadamente 2.500 especies diferentes; no obstante, el conocimiento de éstos es escaso y fragmentado en el país.

“Queremos generar hitos donde sea más fácil mostrarle a la gente qué son, dónde están y cómo se presenta esta diversidad de especies. Para una reserva como ésta, es un aporte tremendo a la biodiversidad del país”, indicó Reinaldo Vargas, curador del herbario Federico Johow de la U. Metropolitana de Ciencias de la Educación, quien llevó a cabo la investigación en terreno.

Publicidad

El liquenólogo mencionó que recorrieron dos quebradas de la reserva natural y el objetivo fue desarrollar fichas informativas para generar una relación de identidad entre la población y el sitio protegido. “No todas las ciudades tienen una reserva conectada, esto genera una suerte de apropiación y permite aumentar el cariño local”, expresó Vargas.

APORTE

En la Reserva Nacional La Chimba estos organismos son frecuentes de observar, en especial en las cumbres de los faldeos cordilleranos que componen la reserva. Entregan a las rocas y flora del sector colores amarillos, rojos y anaranjados con los pigmentos que contienen.

“Estamos contentos de trabajar en la actualización de estas especies. Con el estudio buscamos conocer la biodiversidad biológica del lugar, e ir desarrollando acciones de conservación y protección”, indicó Mauricio Mora, director del proyecto FIC-R, ejecutado por la UCN.

Mencionó que la investigación desarrollada durante enero de este año y los análisis de laboratorio que se desarrollarán en los próximos meses, permitirán conocer buena parte de la riqueza liquenológica del sector.

“Con énfasis en las dos rutas de trekking que están siendo habilitadas mediante el proyecto FIC-R. La información obtenida será además un valioso insumo para distintas acciones de educación ambiental y difusión que se desarrollarán durante el presente año”, expresó.