15.9 C
Antofagasta
Martes 28 de Junio del 2022 04:28

A 31 años del aluvión en Antofagasta: Uno de los desastres más violentos en la historia que enfrentó la ciudad.

Ocurrido en la madrugada del 18 de junio de 1991, miles de habitantes se despertaban y luchaban frente al caos a su alrededor, intensas lluvias que no parecían cesar, vendavales inexplicables y desprendimientos de tierra que arrasaron con todo a su paso, es sin duda, una catástrofe que quedará por siempre marcada en la historia y conciencia colectiva de la ciudadanía.

Lea también:

La ciudad de Antofagasta ha vivido grandes catástrofes a lo largo de su existencia, pero el aluvión de hace 31 años se encuentra entre los más mortíferos de todo el país, un alud de agua, lodo y escombros que provocó un centenar de muertes, decenas de desaparecidos, más de 20.000 damnificados y sobre los $71.000.000 millones de dólares en perdida de bienes materiales o daños en infraestructura.

Vecinos y vecinas del antiguo sector norte de la ciudad, quisieron compartir sus historias y experiencias de esta conmemorativa fecha: “Nos despertamos a oscuras y con pánico, el agua nos llegaba a las rodillas a mí y mis hermanas, recuerdo que llegaron casi corriendo mis papás a ver como estábamos (…) tuvimos que limpiar como pudimos e intentar contener el agua para que no siguiera entrando”, añadiendo además, ”A la mañana del 18, la ciudad era irreconocible, nos faltaba media ciudad, tristemente hubieron vecinos que jamás volvimos a ver y casas que demoramos días en desenterrar… Esas cosas nunca se olvidan”.

Vía Blibioteca Nacional.

El flujo del aluvión contenía una serie de elementos anexos al barro, como lo serían escombros y basura que agregaron poder destructivo al suceso, aquellos componentes se encontraban en los cauces de las quebradas, fortaleciendo la potencia y energía de la avalancha.

Esa madrugada muchas quebradas de la ciudad se activaron, generando flujos dañinos a su paso con la inundación y destrucción (…) tomando cursos diferentes de acuerdo a las calles y topografía, inclusive llegando en algunos casos al mar”, señaló por su parte Francisca Roldan, investigadora del Centro de Investigaciones para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Vía RRSS

En la actualidad

La ciudad cuenta con una serie de obras realizadas con el fin de mitigar o disminuir de manera considerable el impacto que podría traer consigo un nuevo suceso como lo sería un aluvión, denominadas “piscinas de decantación”, colocadas de manera estratégica en las desembocaduras de quebradas, pero existe una limitante y problemática, existe un grave problema de contaminación y emplazamiento de viviendas dentro de las ya mencionadas “barreras protectoras” de la ciudad.

Gabriel González, académico de Ciencias Geológicas de la UCN, explica que “Quienes habitan estos lugares enfrentan un peligro inminente”, dichas piscinas están confeccionadas para decantar por gravedad material sólido a alta velocidad desde las quebradas o cerros aledaños, por ende, “Habitar dentro de ellas es contraria a toda protección y desvirtúa la finalidad de estas obras”, sentenció.

- Publicidad -

EN PORTADA