Mataron por 20 mil pesos: Condenan a 5 y 15 años de cárcel a los autores de robo con homicidio en Antofagasta

El crimen se cometió el 19 de marzo del 2017. (Carabineros).

El tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó a dos hombres identificados como Byron Ilich Urzúa Gárate de 25 años y Leandro Eduardo Durán Gómez de 26 años a la pena de 5 años y un día de cárcel para el primero tras encontrarlo culpable del delito de robo con violencia y de cinco años y un día de cárcel para el segundo por el delito de robo con homicidio.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Marcela Mesías Toro (presidenta), Luz Oliva Chávez y Alfredo Lindenberg Bustos (redactor)– aplicó, además, a Durán Gómez y Urzúa Gárate las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares por el tiempo de la condena; más el pago de las costas del proceso.

El crimen, investigado por el fiscal Rodrigo Cusó Segura, se produjo el 19 de marzo del año 2017, cuando la víctima, Marco Araya Orellana, de 44 años, se encontraba en la intersección de calle Iquique con Huasco de la comuna de Antofagasta. Es allí cuando es abordado por Byron Urzúa quien le exige dinero, revisando la billetera a la víctima.

Publicidad

Luego llega al lugar el segundo delincuente, Leandro Durán, quién procedió a revisar por la fuerza los calcetines a la víctima encontrándole la suma de 20 mil pesos.

Ante la resistencia de la víctima, Byron Urzúa golpeó a la víctima en distintas partes de su cuerpo, con el objeto de lograr quitarle el dinero antes señalado y el segundo imputado tomó un palo y golpeó en varias ocasiones a la víctima en la cabeza, dejando a la víctima abatida en el suelo, para luego ambos imputados darse a la fuga del lugar.

Como consecuencia de la agresión y diversos golpes que le propinaron ambos delincuentes a la víctima, esta resultó con lesiones en cuero cabelludo u hundimiento de cráneo, falleciendo momentos después a raíz de un traumatismo craneoencefálico.

Los dos delincuentes guardaron silencio en la audiencia y sus respectivas defensas solicitaron veredicto de absolución argumentando que la prueba fiscal ofrecida no resultaría suficiente para romper la presunción de inocencia que ampara a los acusados.

No obstante el Tribunal, después de valorar la prueba aportada por el Ministerio Público, consistente en testimonial, pericial y documental, dio por acreditado tanto el delito de robo con homicidio, como el delito de robo con violencia, al igual que la participación que en los hechos investigados correspondió a cada uno de los acusados.

Atendido que ninguno de los condenados reúne los requisitos que dispone la Ley, no se le otorgaron beneficios sustitutivos, por lo que deberán cumplir la pena de manera efectiva.