Antofagasta: Condenan a 8 años de cárcel a conductor ebrio que protagonizó violento atropello en Balneario Hornitos

hornitos 1

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó a Rodrigo Sebastián Acuña Carvajal a la pena de 5 años de presidio efectivo, como autor del delito de conducción de un vehículo motorizado en estado de ebriedad, causando lesiones gravísimas a André Nicolás Codoceo Olivares, ilícito perpetrado en el Balneario Hornitos en enero de 2017.

Además, la resolución condena a Acuña Carvajal a la pena de 3 años y un día de presidio por el delito de incumplimiento de la obligación de detener la marcha, prestar ayuda y dar cuenta a la autoridad, ilícito perpetrado el 1 de enero de 2017 en el balneario de Hornitos, comuna de Mejillones.

Publicidad

En fallo unánime (causa rol 150-2018), el tribunal –integrado por las juezas Marcela Mesías Toro (presidenta), Ingrid Castillo Fuenzalida y Patricia Alvarado Padilla (redactora)– aplicó, además, al sentenciado la inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica, al pago de una multa a beneficio fiscal equivalente a veintiséis (26) Unidades Tributarias Mensuales y al comiso del vehículo marca Mitsubishi, con el que se cometió el delito y a las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos mientras dure la condena.

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 1 de enero de 2017, cerca de las 11 horas, en el sector norte de la ruta 220 que corresponde al Balneario de Hornitos, en la zona de estacionamientos, Rodrigo Sebastián Acuña Carvajal condujo en estado de ebriedad su vehículo tipo jeep en dirección al norte, y transitó por la vereda y platabanda existente, sin respetar el uso exclusivo de la misma para peatones, siendo increpado verbalmente por algunos de los transeúntes presentes.

“Posteriormente, Acuña Carvajal regresó en el mismo móvil, en dirección al sur por la calzada, y al llegar al sector de playa de estacionamiento, nuevamente accedió a la zona de platabanda y vereda existente colisionando con la parte frontal derecha del móvil a André Nicolás Codoceo Olivares, quien fue proyectado hacia el poniente, cayendo al sector de la playa, al igual que Darlyng Zamora Muñoz, quien producto del golpe cayó en el lugar, en tanto que el primero resultó con lesiones gravísimas, consistentes en Politraumatismo, traumatismo encéfalo craneano severo, múltiples focos contusivos hemorrágicos cerebrales, edema cerebral difuso, fractura mandíbula derecha, fractura maxilar superior media, fractura huesos nasales, avulsión incisivos centrales superiores, contusión pulmonar, neumotórax drenado, múltiples heridas faciales y fractura de fémur derecho”.

El fallo agrega que como consecuencia de las lesiones sufridas, André Codoceo Olivares presenta secuelas de carácter permanente o de larga duración consistentes en un Trastorno cognitivo-comunicativo significativo, trastorno motor leve asociado a acortamiento de tendón de Aquiles bilateral, con paresia global leve, pérdida de la visión en ambos ojos (permanente, no corregible) y pérdida de sus dos dientes incisivos centrales superiores con afectación de tejidos blandos y duros, y afectación neurológica de grado tal que ha determinado su incapacidad para el trabajo y dependencia de terceros para actividades de la vida diaria.

Tras el impacto, el acusado continuó su marcha hacia el sur del Balneario, sin prestar ayuda a las víctimas, ni dar cuenta a la autoridad, siendo fiscalizado posteriormente por Carabineros en el sector del acceso sur del Balneario. La alcoholemia efectuada al acusado Rodrigo Sebastián Acuña Carvajal, horas después del hecho, arrojó una dosificación de alcohol en la sangre de 1,60 gramos por mil.