La Colectividad de Ciudadanos residentes en Antofagasta criticó duramente el anuncio por parte del gobierno de la expulsión de 51 personas de esa nacionalidad, nueve de ellas desde la región de Antofagasta.

Mediante una declaración pública la organización expresó que se declaran “en contra de las cortinas de odio hacia la migración, especialmente a la colombiana, que el oficialismo ha estado instalando y repitiendo cuando su gestión se ve cuestionada, especialmente en el tratamiento del respeto de los derechos humanos como ha ocurrido en los últimos días“.

En la misma línea, rechazan la acción del gobierno indicando que no respeta el debido proceso “al expulsar a migrantes con y sin antecedentes“, así como también lamentan que desde el gobierno “se exponga los rostros y las vidas de personas ante un show mediático y escarnio público con fines políticos mezquinos“.

Publicidad

La mezcla de expulsiones judiciales y administrativas solo buscan inflar cifras y confundir a la gente, etiquetando a la migración con el título de la delincuencia. Estas expulsiones están prohibidas por el Derecho Internacional Público y en tratados de Derechos Humanos, como las Convenciones Europea, Americana y Africana de Derechos Humanos. La expulsión
masiva de residentes irregulares e indocumentados también es inadmisible, según lo han
sentenciado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de
Derechos Humanos, en casos similares
“, añade la declaración.

Finalmente, la colectividad hizo un llamado a analizar los procesos de expulsión y el tratamiento que le están dando desde el punto de vista comunicacional, así como también llamaron a parlamentarios y otras entidades llamadas a la defensa de los derechos y las garantías, “a pronunciarse y tomar las medidas pertinentes, para que no se conviertan en cómplices pasivos de futuras y nuevas tragedias humanitarias“.