Corte Suprema confirma presidio perpetuo contra el padrastro de Mateo Riquelme

mateo

La Corte Suprema rechazó el recurso de nulidad en contra de la sentencia del Tribunal Oral en lo Penal de Calama que condenó a Cristián Riquelme Araya a la pena de presidio perpetuo por el parricidio de su hijo Mateo Riquelme Tejeda, ocurrido el 6 de diciembre de 2014.

En fallo unánime (rol 35.694-2017) la Segunda Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Milton Juica, Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm- descartó vulneración de derechos del condenado, al considerar dentro de los antecedentes para condenar declaraciones prestadas en el marco de una falsa denuncia de presunta desgracia del menor.

Publicidad

El fallo original indicaba que entre las 15 y 16 horas el 6 de diciembre de 2014, el Cristián Riquelme Araya llegó junto a su hijo de 2 años de edad la habitación que arrendaba. Una vez al interior de dicho inmueble, el condenado agredió al menor “con un objeto contundente de cuerpo romo, provocándole un traumatismo craneoencefálico cerrado por contusión directa que le provocó la muerte, luego de un periodo de agonía, momentos en los que el niño vomitó y convulsionó en el lugar cerrado, introduciendo el imputado un pañal a la fuerza en su boca para evitar la expulsión de fluidos emanados por el menor”.

Posterior al deceso, Riquelme Araya trasladó el cuerpo de la víctima hasta un sitio eriazo, denominado quebrada Quetena, ubicado en las afueras de Calama, donde procedió a enterrar al menor en un socavón existente en dicho lugar. Luego, el condenado se dirige al domicilio de su hermana, Carolina Riquelme, a quien le pidió ayuda contándole que había extraviado al menor en la plaza 21 de Mayo de la ciudad.